20150302122441-uruguay-tabae-raul.jpg

 

6:18:39 a.m. 

El doctor Tabaré Vázquez asumió en la mañana del domingo como Presidente de la República Oriental del Uruguay en una sencilla ceremonia celebrada en el Palacio Legislativo, a la que asistieron varios mandatarios de la región, entre ellos el General de Ejército Raúl Castro Ruz. 

Luego de comprometerse a desempeñar con honor el cargo que le confiara el pueblo uruguayo desde las elecciones de noviembre, el dignatario celebró los 30 años ininterrumpidos de democracia en el país y recordó que exactamente dos lustros antes, desde el mismo lugar, se había dirigido a la Asamblea General del Poder Legislativo en ocasión de asumir la presidencia de la nación. “Hoy la vida me da una segunda oportunidad", comentó.

Tabaré Vázquez dijo que pocas veces la humanidad se vio tan sacudida, golpeada y abrumada por el miedo, el terror, la intolerancia, los conflictos bélicos, las muertes violentas, la discriminación, los excluidos, el hambre crónica y la desnutrición que padecen millones de personas mientras toneladas de alimentos se arrojan como si fueran desperdicio.

Ante esto, señaló, existen signos positivos que alienta, pues “no son pocoslos que dan lucha por la paz, los que trabajan a favor de los derechos humanos, los que se preocupan por los pobres e indigentes, o aquellos que militan cuidando el medio ambiente”.

El Presidente se comprometió a honrar los principios de libertad, igualdad, justicia, democracia, autodeterminación de los pueblos, ilustración, solidaridad, fraternidad, integración, respeto y tolerancia, proclamados por el insigne independentista José Gervasio Artigas, a quien rindió homenaje en sus primeras palabras a la nación. “En él está la génesis de nuestra identidad”, precisó.

Al concluir esta ceremonia de juramentación, Tabaré Vázquez y el vicepresidente Raúl Sendic se trasladaron en la parte trasera de una sui géneris camioneta antigua, saludando a los uruguayos que se aglomeraron con banderas en las avenidas, hasta la Plaza Independencia, donde los esperaban las delegaciones extranjeras asistentes a la investidura.

En la céntrica plaza montevideana, a los pies del monumento dedicado a Artigas, debajo del cual se encuentra el Mausoleo donde descansan los restos del prócer, Mujica entregó la banda presidencial a Tabaré ─como mismo sucedió en el año 2010 pero en sentido contrario─, y ambos se abrazaron en señal clara de la continuidad del Frente Amplio, que por tercera ocasión estará al frente de los destinos del país. Luego, el nuevo Gabinete Ministerial tomó posesión de sus cargos.

Finalmente, el Presidente y Vicepresidente, acompañados por sus esposas, saludaron a los jefes de las delegaciones que viajaron hasta Uruguay para participar en las ceremonias, entre ellos la presidenta de Chile, Michelle Bachelet; y los mandatarios Horacio Cartes, de Paraguay; Rafael Correa, de Ecuador; Ollanta Humala, de Perú, y Raúl Castro, de Cuba.

(Fuente: Granma)