20141115210920-italia-protestas-sociales.jpg


3:05:59 p.m.

Protestas, tensión con las fuerzas del orden, incursiones en ministerios y monumentos: Italia vivió hoy una jornada de iniciativas contra el plan laboral ('Jobs act') y otras reformas impulsadas por el gobierno del premier Matteo Renzi.

A las manifestaciones de la que fue llamada una jornada de "huelga social" participaron sindicalistas, trabajadores, estudiantes y militantes de los centros sociales en 25 grandes ciudades a lo largo y lo ancho del país, desde Milán y Palermo hasta Nápoles, Turín y Roma.

En coincidencia con esta jornada de tensiones, el instituto nacional de estadísticas ISTAT difundió nuevos datos sobre la situación económica del país: entre julio y septiembre el PBI italiano sufrió un retroceso.

Italia no crece desde hace trece trimestres consecutivos, período en el cual el PBI ha perdido terreno y se encuentra ahora al mismo nivel de 2000.

Miles de personas colmaron las plazas de los grandes centros urbanos del país para protestar sobre todo contra el 'Jobs Act', el conjunto de normas que debería sustituir al viejo 'Estatuto de los trabajadores', en vigor desde el lejano 1970, y que, entre otros puntos, protege a los trabajadores de los despidos libres.

En Milán, la policía reaccionó lanzando gases lacrimógenos al rechazar un tentativo de incursión por parte de un grupo de estudiantes. Siete hombres de las fuerzas de la seguridad terminaron en el hospital con heridas de poca gravedad.

A la marcha de la gran ciudad industrial del norte de Italia participaron Susanna Camusso, combativa líder de la Cgil (sindicato ex comunista y socialista, el mayor del país, con unos 6 millones de afiliados), y Maurizio Landini, secretario general de la Fiom (central metalúrgica), entre los más firmes opositores del gobierno Renzi.

"No nos vamos a detener, iremos a fondo hasta que no cambien sus posiciones. Tenemos la fuerza e inteligencia para hacerlo", destacó este último tras confirmar su firme rechazo al 'Jobs Act'.

En Padua, una importante ciudad estudiantil del norte, hubo heridos tras el intento de un grupo de manifestantes de entrar en una sede del Partido Democrático, la fuerza política clave del gobierno, partido del que por otra parte el líder es precisamente Renzi y cuya ala izquierda rechaza la aprobación del 'Jobs Act'.

La situación fue en cambio más tranquila en Roma, donde sin embargo un grupo de manifestantes lanzó huevos y petardos contra el ministerio de Hacienda y la embajada de Alemania. Entre banderas, bengalas y las máscaras de Anonymus que llevaban muchos estudiantes, también en la 'Ciudad Eterna' la protesta apuntó sobre todo contra Renzi y el 'Jobs Act', tema que ya días atrás había sido objeto de una manifestación organizado por el sidnidcato. Un grupo de manifestantes logró por otra parte entrar en el 'Umberto I', uno de los grandes hospitales de la capital, donde fueron desplegados grandes cartelones con la escrita "La salud es un bien común".

También hubo una incursión, que los italianos llaman 'blitz', por parte de un grupo de trabajadores que ocuparon de manera simbólica los andamios del célebre Coliseo.

(Fuente: ANSA)