20141031133227-banco-esperma-inglaterra-op.jpg


8:26:53 a.m.

El primer banco nacional de esperma en el Reino Unido, encargado de revertir una creciente escasez de donantes, abrió hoy sus puertas en la ciudad inglesa de Birmingham, en el centro del país.

Las clínicas de fertilidad dependían cada vez más de esperma importado, que había llevado al llamado fenómeno de los "bebés vikingos".

Datos obtenidos por el regulador de fertilización indicaron que un 10% de los ciclos de fertilización asistida dependen de espermas u óvulos donados.

Además, revelaron que un 33% de los procedimientos que utilizan material de donantes son para parejas del mismo sexo o madres solteras.

El número de donantes de esperma en el Reino Unido había crecido desde 2004, pero la demanda se incrementó a un ritmo mucho mayor.

Dinamarca y Estados Unidos se habían vuelto grandes proveedores de esperma para mujeres británicas.

El ministerio de Salud destinó unos 123.000 dólares para financiar el nuevo banco nacional de espera, que tendrá su base en el Hospital de Mujeres de Birmingham.

También se modificará la campaña por donación de esperma en el país, que quedará ahora a cargo del grupo National Gamete Donation Trust.

Los donantes de esperma en el Reino Unido son mayoritariamente hombres blancos, lo que deja a otras personas de minorías étnicas con problemas para hallar un donante adecuado para ellas.

La iniciativa comenzará en Birmingham y con el tiempo será extendida a otras partes del país.

(Fuente: ANSA