20141030103312-cuba-ebola-reunion-alba.jpg

 

4:18:23 a.m.

Un minuto de silencio en homenaje al colaborador cubano Jorge Juan Guerra Rodríguez, fallecido en Guinea Conakry, fue la primera propuesta hecha por Roberto Morales, Ministro de Salud de Cuba, al inaugurar la Reunión Técnica de especialistas y directivos para la prevención y el enfrentamiento al virus del Ébola que se efectúa en el Palacio de las Convenciones de La Habana.

La apertura de la reunión estuvo presidida por José Ramón Machado Ventura, primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de ministros; José Luis Di Fabio, representante de la OPS (Organización Panamericana de la Salud) y de la OMS (Organización Mundial de la Salud), el ministro de Salud de Cuba, el ministro de Comercio Exterior Rodrigo Malmierca, Abelardo Moreno, viceministro del Relaciones Exteriores, y de otras entidades vinculadas como las Fuerzas Armadas y el CITMA.

El ministro Morales recordó que hace sólo nueve días como parte de la Declaración final de la Cumbre extraordinaria ALBA-TCP sobre el Ébola se acordó la realización de esta reunión de especialistas y directivos para la prevención y el enfrentamiento de la epidemia del virus. En aquella reunión –comentó- escuchamos el mensaje de la Dra Margaret Chan, directora general de la OMS, quien expreso: “Están haciendo lo correcto, sin duda alguna, quieren aumentar, con la mayor urgencia posible, su nivel de preparación ante un caso importado de Ébola”.

Los jefes de Estado y de gobiernos en la reunión del ALBA, manifestaron (en aquella ocasión) su preocupación por la dramática situación en África occidental, considerada como emergencia sanitaria de importancia internacional, aseveró el ministro Morales.

En ese sentido la Cumbre tenía como propósito acometer opciones para América Latina y la epidemia continúa creciendo, ya son 10 487 casos, con 5 128 defunciones y una letalidad de 48,9 %. Los países de más alta transmisión son: Liberia con 4 665 casos y una letalidad de 58 %, Sierra Leona con 4 130 casos y una letalidad 33,5 % ; Guinea Conakry con 1 598 infectados y un 61,4% de fallecidos. Existen países de bajo contagio como: República Democrática del Congo, con 67 enfermos bajo control; Estados Unidos ha reportado 4 casos, uno ya fallecido que provenía de Liberia y 3 trabajadores de la salud; España reportó un auxiliar de enfermería que atendió dos pacientes procedentes de Liberia y el resultado negativo, Mali reportó una niña que falleció; Senegal con un reporte de cero casos el 17 de octubre. Nigeria ceró su información con 20 casos el día 20.

En ésta la reunión participan 254 expertos, representantes de 32 países, organismos regionales e internacionales. En la sesión matutina cada país ofreció un informe de la situación nacional y las posibilidades de colaborar con la OMS.

Nelson Arboleda, director de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) del Gobierno de Estados Unidos para Centroamérica, afirmó que “Este virus no conoce fronteras y hay una movilidad de población entre el mundo y las áreas afectadas. Los Estados Unidos y Cuba tenemos mucho personal medico involucrado y buscaremos la manera de mantener la coordinación con la OPS, nosotros apoyaremos”, afirmó. Estados Unidos –dijo- reitera su llamado a todos los gobiernos no solo para prepararse dentro del país, sino para apoyar en el esfuerzo internacional, aseveró que continuarán trabajando con todos los gobiernos.

Arboleda refirió que en su país hubo un caso que viajó de Liberia a Dallas Texas y falleció el 8 de octubre, tienen contagiados a 2 trabajadores de salud que se han recuperado y han sido dados de alta, el último caso es un trabajador médico que viajó a África y se encuentra en un hospital de New York. Explicó que tienen un sistema de detección y se están aplicando determinadas guías específicas de información para los trabajadores de salud, agregó que el CDC tiene 20 hospitales de fronteras que abarcan las terrestres, de aeropuertos y aduanas. La seguridad nacional ha comenzado un pesquisaje en 5 aeropuertos, y han concentrado sus esfuerzos en la capacitación de trabajadores de salud para enseñar cómo evitar y controlar. Agregó que usan los medios sociales para dar información a la población en general.

Hubo intervenciones de Bolivia, El Salvador, Nicaragua. Saint Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, Costa Rica, y México, entre otras delegaciones.

Cuba frente al ébola

Cuba implementa un plan nacional de prevención y enfrentamiento al virus del Ébola, con el fin de consolidar medidas sanitarias que garanticen la preparación para minimizar los riesgos de introducción, transmisión y consecuencias de esa epidemia.

El doctor José Ángel Portal, vicetitular primero del Ministerio de Salud Pública (MINSAP), enfatizó hoy en esta capital que para ello desarrollan un grupo de acciones, de conjunto con el Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil, el resto de los Organismos de la Administración Central del Estado y sectores sociales.

En la Reunión Técnica de Especialistas y Directivos para la Prevención y el Enfrentamiento al virus del Ébola, que sesiona hasta mañana en el Palacio de Convenciones de La Habana con representantes de 32 países, Portal anunció la constitución de un grupo de trabajo para monitorear y evaluar la situación nacional e internacional las 24 horas del día.

 

Sus principios generales están dirigidos a garantizar la protección de la frontera del país, en los puntos de entrada, para contener su introducción, mediante un reforzado control en aeropuertos, puertos y marinas, en correspondencia con el Reglamento Sanitario Internacional, remarcó.

Contempla la organización de la atención médica para los diferentes niveles del sistema, desde el estado sospechoso, hasta la conclusión de la vigilancia epidemiológica, recalcó.

Además se acondicionarán las instituciones médicas para el cuidado de los casos expuestos a riesgo, y de algún paciente dudoso de ese mal, que afecta fundamentalmente a países de África Occidental.

Identificar las necesidades que contribuyan a incrementar las capacidades diagnósticas en el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK) para el procesamiento de las muestras de casos sospechosos de fiebres hemorrágicas, y garantizar el aseguramiento logístico multilateral para el enfrentamiento a la epidemia, son medidas sanitarias, aseveró el vicetitular del MINSAP.

También capacitarán a los recursos humanos de la salud en la prevención, diagnóstico y tratamiento del Ébola, y a directivos, funcionarios y personal de otros sectores de la economía.

Es asimismo esencial, garantizar la preparación en las medidas de vigilancia y protección a diplomáticos, colaboradores y otros residentes cubanos, que se encuentran en los países donde exista riesgo o transmisión de la enfermedad, acotó.

Destaca la creación de un Centro de Entrenamiento en el IPK para los procesos de formación, que incluye el tratamiento y control de la dolencia, de la cual hay en el mundo más de 10 mil personas diagnosticadas y unos cinco mil fallecieron, según estadísticas de la Organización Mundial de la Salud. 

(Fuente: Cubadebate/ AIN)