20141008022229-havana-ciudades-saludables-cnn.jpg

 

8:19:17 p.m.

La Habana, la sueca Jönköping, la canadiense Vancouver, la australiana Melbourne, Nueva York y Copenhague, que encabeza el ranking mundial, están entre las diez ciudades más saludables del mundo, según una lista publicada por la CNN, que tomó en cuenta varios parámetros para conformar su selección.

“Puede parecer improbable, pero La Habana es una de las ciudades más saludables del mundo”, refiere la nota dedicada por la CNN a la urbe caribeña, y agrega que pese a la pobreza y a que el embargo comercial de Estados Unidos impide llegar algunas de las mejores tecnologías médicas, “el enfoque en la prevención ha ayudado a que muchos habitantes no hayan tenido que asistir a hospitales”.

Tras destacar datos como la expectativa de vida de 79 años y la tasa de mortalidad infantil —“mejor que en Estados Unidos”—, el texto cita a Pierre LaRamee, director ejecutivo de MEDICC, una entidad médica sin fines de lucro, afirmando que “fundamentalmente la prevención radica en mantener los costos bajos (…) Si se trata de un país con recursos limitados como Cuba, entonces uno pone todos sus recursos en las intervenciones de más bajo costo y más efectivas”.

El artículo agrega que “cosas simples como una tasa de vacunación cercana al 100% y monitoreos regulares de salud contribuyen” y menciona ejemplos como los estudios gratuitos de los fututos médicos, la red de médicos de la familia cercanos a los hogares y el acceso a los policlínicos, mientras que los grandes hospitales son dedicados a casos más graves.

“La Habana —concluye— es un ejemplo de lo que funcionarios de salud pública en América han estado diciendo por largo tiempo: es mejor prevenir el problema que tener que tratarlo”.

Por detrás de la capital cubana completan el Top Ten de las ciudades más saludables Singapur y Napa (California).

Los parámetros

“Una ciudad verdaderamente saludable hace posible para sus residentes adoptar un estilo de vida saludable facilitando cuidados médicos de calidad, impulsando la medicina preventiva o reduciendo la contaminación del aire. Estas ciudades encabezan nuestra lista porque sobresalen en una o varias áreas de salud”, indica una nota con la que CNN introduce el listado.

Agrega que “las autoridades de estas ciudades han implementado leyes y políticas que aseguran el acceso de sus residentes a los parques, alimentos nutritivos y transportación pública. Han creado programas innovadores para enfrentar enfermedades y elevado la calidad de vida de sus habitantes de mayor edad”.

Copenhague —solo el 2% de las personas trabaja 40 horas o más a la semana en la ciudad, con 249 millas de rutas para ciclistas— y la sueca Jönköping (en el puesto 7) —con un programa integral de salud para la tercera edad llamado Esther— son las dos únicas ciudades europeas incluidas en el Top Ten.

Detrás de la capital danesa se ubican Okinawa (cuyos habitantes viven diez o más años por encima de la media mundial y que tiene más personas centenarias per cápita que el resto de las ciudades del planeta), Monte Carlo (un alto PIB per cápita que se refleja socialmente en datos como la tasa de mortalidad más baja del orbe: 1,81 muertes por cada mil nacidos vivos) y Vancouver (una de las urbes de aire más limpio, que se ha propuesto ser la ciudad más amigable con el entorno).

Les siguen en los puestos cinco, seis y siete Melbourne (nombrada por cuatro años consecutivos como la mejor ciudad para vivir por Economist Intelligence Unit), Nueva York (con una fuerte legislación y práctica efectiva contra el hábito de fumar) y Jönköping.

(Fuente: CC/CNN)