20140926165815-naciones-unidas.jpg

 

10:44:54 a.m.

En la segunda jornada de la Asamblea General de Naciones Unidas, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, se sumó a la crítica que varios jefes de Estado latinoamericanos, africanos y asiáticos han formulado respecto al bloqueo económico contra Cuba.

La erradicación de la pobreza y la discriminación de la mujer, el combate al terrorismo, la reforma del Consejo de Seguridad de la ONU, la mitigación del cambio climático, el desarme nuclear, el impulso a un orden internacional más justo y la defensa de la paz mundial, sobresalen entre los temas más abordados por los jefes de Estado y de Gobierno en el  69 periodo de sesiones de la Asamblea General.

En la segunda jornada, de las seis previstas, el presidente de Colombia, Juan Manuel San tos, aseguró que el fin del conflicto armado en su país está cerca.

Santos se sumó a varios jefes de Estado latinoamericanos, africanos y asiáticos que han criticado el bloqueo económico contra Cuba.

Su homólogo peruano, Ollanta Humala, también se pronunció por culminar esa política de agresión de Estados Unidos e invocó el derecho de las naciones a alcanzar su desarrollo social, económico y comercial.

Como gobernante del país sede de la Con ferencia de las Partes sobre cambio climático (COP20), a realizarse en Lima en diciembre próximo, Humala reiteró su llamado a forjar, mediante compromisos sólidos, “la alianza más grande de la historia” para hacer frente a este trascendental reto en el que se juega el futuro de la civilización.

Por su parte, el presidente iraní, Hassan Rohani, afirmó que la hipótesis de que su país quiere dominar a otras naciones de Oriente Medio es un mito basado en una “iranofobia”, impulsada para sostener las tensiones en la región y ralentizar su desarrollo.

El presidente de la nación persa agregó que la política sobre la que se sustenta su Gobierno es la interacción constructiva con los vecinos sobre la base del respeto mutuo.

Desde el continente africano, el presidente de Zimbabwe, Robert Mugabe, denunció que su país continúa sufriendo las maquinaciones de estados occidentales que le aplican sanciones unilaterales e ilegales.

Estos países enemigos de Zimbabwe usan herramientas injerencistas para lograr objetivos políticos a corto plazo, en particular el cambio de régimen en nuestra nación, remarcó el jefe de Estado.

(Fuente: Granma)