20140801121908-jardines-del-rey-ciego-de-a.jpg

 

6:10:31 a.m.

La construcción de pasarelas de acceso a las playas y la colocación de sombrillas, soleadores y cestos para los vertimientos, forman parte de las principales acciones de preservación de los balnearios.

La construcción de pasarelas de acceso a las playas y la colocación de sombrillas, soleadores y cestos para los vertimientos, forman parte de las principales acciones de preservación de los balnearios de ese destino turístico del norte de la provincia.

Aparejado a esas medidas, investigadores del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) mantienen el constante monitoreo de la dinámica costera, a fin de continuar el desarrollo de este renglón económico en armonía con un medio ambiente de altos valores y gran fragilidad.

Actualmente se refuerzan las medidas de control, sobre todo en los meses de julio y agosto, etapa de gran crecimiento del turismo nacional en los cayos Coco y Guillermo. 

También se trabaja en el monitoreo de las lagunas naturales relacionadas con las principales playas del ecosistema, y en el diseño, elaboración y colocación de señalizaciones de corte medioambiental.

En los próximos meses se prevé iniciar, por primera vez en la zona y de una manera gradual, el trabajo de vertimiento de arena en Playa El Paso, en cayo Guillermo, y en los balnearios Flamenco, Playa Larga y Las Coloradas, en Coco, todas con diferentes grados de deterioro.

Las causas del daño de muchos balnearios constituye una sinergia porque son muchos los factores que interactúan, pero no hay dudas de que el hombre ha acelerado el proceso, iniciado por el cambio climático mucho antes de las inversiones turísticas en la región.

Jardines del Rey, que en noviembre último cumplió dos décadas en explotación, experimenta un ritmo promedio de crecimiento anual del 12 por ciento, dispone de más de 5 000 habitaciones y mantiene las perspectivas de expansión con otros hoteles en diferentes fases constructivas.

(Fuente: Granma)