20140515133819-diamante31.jpg


7:36:10 p.m.

El mayor diamante azul del mundo, de 13,22 quilates y admirado por su pureza y perfección extrema, fue vendido por US,7 millones (unos 17,2 millones de euros) por la firma Christie's en una subasta que rompió el récord mundial de ventas.

Conocido como «The Blue», el diamante había sido valorado entre US y US millones, pero inmediatamente después de su venta fue rebautizado como «Winston Vivid Blue», en honor a su nuevo propietario.

Esta es la segunda gran adquisición en las subastas de joyas extraordinarias que hace Harry Winston, que hace un año —poco después de ser adquirido por Swatch— compró por US,7 millones otro diamante, de 101,73 quilates y que decidió denominar «Winston Legacy».

En esta ocasión, Harry Winston se ha hecho con el diamante azul más perfecto y grande que se conoce, en un periodo en el que el mercado de los diamantes de color está en plena ebullición y los coleccionistas e inversores los buscan por su rareza.

Los expertos de Christie's han señalado que el ahora llamado «Winston Vivid Blue», procedente de una mina en Sudáfrica, es absolutamente perfecto, tanto externa como internamente, hasta el extremo que ni siquiera con un microscopio podría notarse una imperfección en él.

Su tamaño es otra rareza, como lo demuestra el hecho de que en un mercado tan dinámico, sólo otros tres diamantes azules, todos de menos de doce quilates y ninguno totalmente inmaculado, hayan salido a subasta en la última década.

(Fuente: Lifestyle)