20140413052216-639x360-1397264795-dionisio.jpg

 

11:13:54 a.m. 

Los sismos que han sacudido a Nicaragua tienen distintos orígenes. Los dos terremotos y varios temblores registrados desde el jueves en diferentes zonas del país, responden a causas diferentes, explica el geólogo Dionisio Rodríguez, quien está al frente del Instituto de Geología y Geofísica de la UNAN-Managua. 

Rodríguez sostiene que el terremoto de magnitud 6.2, registrado la tarde del jueves, fue provocado por una falla hasta ahora inactiva que precisa ser estudiada detenidamente. 

—¿Cuál es la causa de la fuerte actividad sísmica registrada desde el jueves a las 5:26 p.m., y que tiene en Alerta Roja al país? 

—La sismicidad entre el volcán Momotombo y el Apoyeque, y entre Nagarote y Ciudad Sandino, pasando por Mateare, se da en un lineamiento sísmico de dirección norte-sur, lo que sugiere que hay una falla pasando por la parte oeste del Lago de Managua. Estos movimientos pueden indicar que hay una relación con las estructuras volcánicas de Momotombo y de Apoyeque, y que, a su vez, hay fallamiento regional. 

«Los últimos sismos, originados en la parte sur de Nicaragua, obedecen más al movimiento tectónico de la Placa Coco por debajo de la Placa Caribe. Son diferentes, no tienen que ver uno con otro». 

—¿Eso significa que los temblores del jueves son originados por una falla diferente a las de Managua, una que se desconoce? 

—Exactamente. Eso significa que es una falla nueva y que hasta ahora no se había activado. 

—¿Existe alguna posibilidad de que por esta falla se activen las de Managua? 

—No, estas fallas están hacia afuera del sistema de fallas de Managua, más al oeste. 

—¿No podrían activarse? 

—Es muy difícil, porque están en otra área, fuera de lo que llamamos el graben de Managua. 

—¿La fuerza del primer temblor se debió a la profundidad, que fue de 10 kilómetros? 

—Se sintió muy fuerte por dos causas. Primero la magnitud, que es de término medio, pero para los sismos en Managua es alto, 6.2; y en segundo lugar, porque cuando son de fallamiento de tierra firme local en Managua, son someros. 

«Someros son aquellos sismos que se dan a menos de 10 kilómetros de profundidad». 

—¿Se puede esperar uno de menor profundidad como el de 1972? 

—En el área de Managua siempre estamos expuestos a sismos de 10 kilómetros de profundidad o menores. 

—Usted decía que los sismos registrados al sur del país son de origen tectónico y que no tienen relación con los otros. Explíqueme la diferencia entre que sea un fallamiento en tierra firme local y un fallamiento tectónico. 

—En tierra firme, intraplaca o local, es cuando no necesita que una placa se mueva, el sismo se da por ruptura de una falla local, y cuando está relacionado a la tectónica se da por el hundimiento o deslizamiento de la Placa de Coco por debajo de la Placa Caribe; y esto se da, como todos sabemos, paralelo a la costa del Pacífico de Nicaragua. 

«En el caso de los últimos, se han dado en el segmento sur. Es decir, el piso oceánico se está hundiendo por debajo de la parte continental». 

—La población suele decir, a modo de consuelo, que es bueno que tiemble porque se libera energía, ¿es cierto esto o es un mito? 

—A lo largo de esta falla que se ha activado es bueno que se siga liberando energía, porque se dio el sismo principal, de 6.2; entonces es de esperarse que las réplicas sean de menor magnitud y que, a la vez, al haber réplicas, se libere energía paulatinamente, hasta disiparse. 

«O sea, esto facilita que no haya una liberación abrupta de energía. Generalmente, cuando se da un sismo como el del jueves, las réplicas son menores. Muy raramente son de mayor magnitud». 

—Estamos en época de verano, la próxima semana la gente va a las playas, ¿con estos sismos registrados en la zona sur, hay algún riesgo de que haya más? 

—Mi recomendación es que la gente vaya tranquila al mar, pero siempre con la precaución ante cualquier alerta o actividad anormal. Los sismos que se están dando, los de tipo tectónico, son los que siempre se registran. 

—¿Este temblor de 6.2, al este de Nagarote, es el más fuerte después del de diciembre de 1972? 

—Sí, el más fuerte sentido cerca de Managua. No en el país. Cerca de Managua, por efecto de falla local o, en este caso, porque es una falla regional intraplaca. 

—Cuando dice falla regional intraplaca, ¿es que abarca varias ciudades o regiones? 

—Que abarca una longitud mayor. 

—¿Cuánto tiempo se requiere para estudiar esta falla? 

—Hay que evaluarla. Esto que estoy diciendo es de carácter preliminar, basado en la información que tenemos de los focos y de los epicentros que podemos ver de varias estaciones sismológicas internacionales y locales. 

—Ustedes los geólogos han esperado siempre un gran terremoto en Managua, ¿ese terremoto superaría los 7 o los 8 grados en la escala de Richter? 

—Los 8 es muy difícil, pero sí mucho mayor que el terremoto del 72. La corteza de Managua y la longitud de las fallas tienen capacidad para liberar energía y producir sismos mayores de 6.2 y alrededor de los 7. 

—¿No mayores de 8 como en Chile? 

—En Chile hay una situación especial. Primero, son de origen tectónico. La Placa de Nazca, que se está hundiendo por debajo del continente, que en este caso es la placa sudamericana, es muy gruesa, es muy antigua, desde el Paleozoico… tiene 400 millones de años o más, y para que pueda moverse necesita una energía muy grande. No es nuestro caso, tenemos una corteza joven y delgada comparada con la de Sudamérica. La energía que se necesita no es tanta para hacer ruptura. 

(Fuente: elnuevodiario / Matilde Córdoba)