20140319125854-thumbnail-dabb85aba02058ca5.jpg


7:47:19 a.m.

El Ministerio de Finanzas y Precios (MFP) de Cuba estableció nuevas regulaciones para formar los precios mayoristas y minoristas por parte de las personas jurídicas, a aplicarse a partir del momento en que en el país se decrete la unificación monetaria.

Las resoluciones No. 19, 20 y 21, del MFP publicadas hoy en la Gaceta Oficial Extraordinaria No.12 del año 2014, constituyen las primeras normativas que se emiten en materia de precios y contabilidad, como parte del complejo camino de la unificación monetaria, destaca el diario Granma.

Se introducen modificaciones que incentivan la competitividad de los productores nacionales, favorecen las exportaciones y la sustitución de importaciones, así como también contribuyen al incremento de la eficiencia empresarial.

Por su parte, los procedimientos contables permitirán que los estados financieros de las empresas y unidades presupuestadas reflejen de forma más objetiva su gestión, de manera que ayuden a la toma de decisiones, y al uso de la contabilidad como herramienta de dirección.

Igualmente, contribuyen a la solución de un conjunto de problemas existentes en la economía, como la conexión de los precios internos con el comportamiento del mercado internacional; la continuidad de los precios minoristas desde los mayoristas; la posibilidad de aplicar procedimientos financieros con incidencia en los precios; la transparencia en la aplicación de los subsidios, entre otros.

Con vistas a capacitar a todos los cuadros, directivos y trabajadores de las áreas económicas que deberán implementar las regulaciones que hoy se publican, se han efectuado seminarios en todo el país a cargo de especialistas del MFP.

Todo este proceso conducirá a una asignación más eficiente de los recursos financieros que otorga el Presupuesto del Estado para el funcionamiento de la economía.

Aun cuando lo establecido en las normativas se pondrá en vigor cuando el país funcione con una sola moneda, las entidades deberán prepararse desde ahora en esas materias.    

Tendrán la posibilidad de capacitar al personal, efectuar modelaciones para analizar la forma en que quedarán los estados financieros en un ambiente de unificación monetaria, identificar las dificultades que enfrentan para asimilar las transformaciones inducidas por las nuevas normativas y anticiparse en la búsqueda de su solución, entre otros aspectos. 

(Fuente: cubahora) 


Lea también: