20140318003709-f0004575.jpg


7:19:15 p.m.

Malasia confirmó este lunes que comenzaron las operaciones de búsqueda del avión desaparecido con 239 personas a bordo en dos posibles arcos, hacia el norte y hacia el sur de la última posición conocida de la aeronave.

No hay rastros aún del vuelo MH370 de Malaysia Airlines que desapareció de la pantalla de los controladores de tráfico aéreo el 8 de marzo. Los investigadores están cada vez más convencidos de que fue desviado quizá a miles de kilómetros de su curso por alguien con un profundo conocimiento de los Boeing 777-200ER y la navegación comercial. 

El primer ministro de Malasia, Najib Razak, aseguró el fin de semana que la investigación había entrado en una nueva fase y que puede decirse con «alto nivel de certeza» que el sistema de comunicación de la aeronave fue desconectado intencionalmente. 

Este lunes se iniciaron las operaciones de rastreo en dos arcos o corredores, uno que se extiende desde el norte de Tailandia a las fronteras de Kazajstán y Turkmenistán, y otro, el arco sur, que va desde Indonesia en el Océano Índico al oeste de Australia. 

«Hoy puedo confirmar que las operaciones de rastreo y rescate en los corredores norte y sur han comenzado», confirmó este lunes en conferencia de prensa el ministro de Transporte de Malasia, Hishammuddin Hussein. 

Ya son 26 los países que colaboran en la búsqueda. El primer ministro de Australia, Tony Abbot, dijo este lunes que su país conducirá la búsqueda en el Océano Índico meridional.

Abbot afirmó que había hablado por teléfono con su homólogo malasio, Najib Razak, y le había ofrecido más recursos de vigilancia, además de los dos aviones Orion que su país ya ha comprometido.

«Él pidió que Australia asuma la responsabilidad de la búsqueda en el vector sur, que las autoridades malasias creen ahora era una trayectoria posible de vuelo para este avión malogrado», dijo Abbot.

Tres expertos franceses en seguridad en aviación civil llegaron a Malasia para aportar su experiencia en el accidente del vuelo 447 de Air France que desapareció en pleno vuelo, cuando viajaba desde Río de Janeiro a París en 2009, según informa la agencia EFE.

Las sospechas de secuestro o sabotaje aumentaron después de que Malaysia Airlines señalara que el último mensaje de radio desde la cabina —«está bien, buenas noches—fue dicho luego de que alguien había comenzado a desconectar deliberadamente uno de los sistemas de seguimiento automático del avión. 

No estaba claro quien pronunció ese mensaje. La aerolínea cree ahora que fue el copiloto Fariq Abdul Hamid y que las palabras estaban destinadas a los controladores en tierra. 

El mensaje desde la cabina del avión tuvo lugar cuando la aeronave salía del espacio aéreo administrado por Malasia y pasaba a los controladores de tráfico aéreo en Vietnam. 

El mensaje llegó luego de que uno de los sistemas de comunicación de datos del avión denominado ACARS (una computadora de mantenimiento que envía datos de la situación del avión), que hubiera permitido rastrear la aeronave más allá de la cobertura de radares, fue apagado deliberadamente, dijo el domingo el ministro de Transporte interino, Hishammuddin Hussein. 

«La respuesta a su pregunta es sí, fue desactivado antes», dijo a periodistas cuando se le preguntó si el sistema ACARS había sido desactivado antes del mensaje de despedida. 

La policía registró los hogares del capitán Zaharie Shah y el copiloto Fariq Abdul Hamid. Un simulador de vuelo hallado en la casa de Shah fue desmantelado para ser examinado por la policía. 

(Fuente: BBCMundo)


Enlaces relacionados: