20140309172116-alcoholismo-embarazo.jpg


12:03:50 p.m.

Por  MSc. Dr. Alberto Quirantes Hernández

Las mujeres embarazadas no deben ingerir ninguna bebida alcohólica durante el tiempo de gestación. Hacer lo contrario es arriesgarse a dañar al bebé dentro del útero y provocarle problemas serios y prolongados después del nacimiento.

Las bebidas alcohólicas ingeridas por una embarazada viajan en su sangre y llegan a los diferentes órganos del bebé. La ingestión de un trago de ron o de una cerveza por parte de una gestante, significa que la criatura también siente los efectos del alcohol de esas bebidas.

Pero como el compuesto etílico se metaboliza mucho más lentamente en el cuerpo de un bebé en relación con el de los adultos, representa en el pequeño cuerpo infantil un nivel más elevado y sus secuelas se prolongan por más tiempo en relación con su mamá. Y esto es muy peligroso y pudiera llegar a producir un daño permanente en la criatura.

Embarazo con peligros

El consumo de elevadas cantidades de alcohol durante un embarazo puede provocar el llamado síndrome del alcoholismo fetal» en el bebé.

Se caracteriza por un grupo de defectos congénitos observados en los niños nacidos de madres con elevado consumo de alcohol durante la gestación.

Entre ellos pueden encontrarse anomalías del corazón, cambios en la forma de la cara, crecimiento deficiente, problemas en el comportamiento, el habla, el aprendizaje, el pensamiento y la atención.

Todos ellos suelen ser problemas permanentes desde ligeros hasta severos. 

También puede presentarse parto prematuro, aborto espontáneo o muerte infantil.

Ni una sola gota de alcohol

Durante un embarazo no hay seguridad con ningún tipo de bebida alcohólica ni con ninguna cantidad ingerida por pequeña que sea.

Y la ingestión de alcohol es dañina en cualquier momento del embarazo, particularmente en los tres primeros meses pues la cantidad ingerida es tan importante como la frecuencia con la cual se bebe.

Y cuanto más se beba en cantidad, en frecuencia o en ambas casos, más aumentará la posibilidad de daño para el bebé

(Fuente: radiometropolitana)