20131215195335-0bb5a52c-ed7e-4831-a6e7-7538fdf7aebe-w640-r1-s.jpg

 


1:48:07 p.m.


La candidata a la presidencia de Chile, Michelle Bachelet, emitió su sufragio poco después de las 10:00 a.m., hora local, en unas elecciones en que se prevé derrote cómodamente a la candidata oficial, Evelyn Matthei. Matthei reconoció que un triunfo conservador se ve muy difícil y si gana «va a ser un milagro».

El optimismo de Bachelet y la resignación de Matthei se deben a que en la primera vuelta electoral de noviembre, la expresidenta obtuvo el 47% de los votos y su rival conservadora, solo el 25%.

De ganar Bachelet, Chile tendrá la oportunidad histórica de cambiar la Constitución chilena que legó el dictador Augusto Pinochet, en busca de una mayor participación electoral de los partidos minoritarios, mejores beneficios para los jubilados y reformar la educación superior para que sea pública, gratuita y de mejor calidad.

El camino para una reforma así ha sido facilitada por el triunfo de su coalición de centroizquierda —que ahora incluye al Partido Comunista de Chile—en las elecciones legislativas, donde obtuvo mayorías simples de 21 de 38 senadores y 68 de 120 diputados.

Los centros de votación cierran a las 6 de la tarde y el primer informe de resultados está supuesto a darse una hora después.