20131108203417-esta-viejos.jpg

 

 

2:28:10 p.m.

 

Los resultados finales del Censo de Población y Viviendas de 2012 en Cuba, publicados hoy por la Oficina Nacional de Estadística e Información (ONEI), ratificaron que la población de la isla mantiene una tendencia a su disminución y envejecimiento.

 

A 11 millones 167.325 personas asciende el número de habitantes de la nación caribeña, de acuerdo con las cifras oficiales del Censo difundidas en el sitio web de la ONEI (www.onei.cu). 

La provincia de La Habana es la más poblada con 2 millones 106.646 y Mayabeque la de menor número, con 376.825. Otros territorios con más de un millón de habitantes son Santiago de Cuba (1 millón 049.084) y Holguín (1 millón 035.072).

En comparación con el censo del año 2002, el conteo reveló 10.418 pobladores menos, y en 97 municipios del país -el 58,1 por ciento del total- decrece la población.

Por sexos, el comportamiento muestra una ligera mayoría de mujeres (50,1 por ciento), lo cual difiere de la proporción alcanzada hace 10 años cuando el número de hombres superaba ligeramente a la cantidad de féminas.

La población femenina supera a la masculina en 25.675 habitantes, para una relación de 995 hombres por cada 1.000 mujeres.

Acerca de la composición de la población por el color de la piel, las cifras ratifican la tendencia al mestizaje.

El conteo del pasado año determinó que la población blanca disminuyó de 65,0 a 64,1 por ciento, y la negra, de 10,1 a 9,3, mientras que las personas mestizas, por el contrario, pasaron del 24,9 por ciento al 26,6.

También se evidencia que continúa la tendencia al envejecimiento de la población, pues la edad media de la población ascendió a 38,8 años, superior a los 35,1 reportados hace una década.

Por grupos de edades, un total de 2 millones 041.392 cubanos (18,3 por ciento de la población) tienen 60 años o más, mientras que 1 millón 922.562 (17,2 por ciento) se ubican entre cero y 14 años.

Villa Clara, La Habana y Sancti Spíritus son las provincias que cuentan con un mayor grado de envejecimiento.

Desde hace varios años, las autoridades cubanas estudian una estrategia para encarar el desafío demográfico en el que se combinan el envejecimiento poblacional y la baja natalidad.

Las proyecciones estadísticas vaticinan que para el año 2025 la población de la isla descenderá hasta los 11 millones 029.033 cubanos, mientras que para el 2030 se espera que la cifra baje a 10 millones 904.985.

Durante la investigación, además, fueron censadas 3 millones 882.424 viviendas particulares, que aumentaron en unas 354.000 a las registradas en 2002.

Los electrodomésticos de mayor presencia en los hogares fueron el ventilador, las ollas arroceras y multipropósito, el refrigerador, la hornilla eléctrica y el televisor a color.

Juan Carlos Alfonso Fraga, director nacional del estudio censal, precisó que estos resultados son un primer adelanto de la información contenida en el Censo que serán publicados de forma paulatina por la ONEI.

Subrayó que los resultados del Censo, considerado como la investigación estadística más importante que realiza el país, no pueden «engavetarse» porque resultan una «herramienta fundamental para la toma de decisiones», a lo cual se suma el alto costo de su realización.

Este fue el censo poblacional número 18 que se realiza en Cuba, y el cuarto después del triunfo de la Revolución en 1959. 

 

(Fuente: spanish.china. org /xinhua)