20130913105409-armas-de-fuego.jpg


 

13/9/2013 4:39:29


El estudio dirigido por el investigador estadounidense Michael Siegel, de la Universidad de Boston (noreste), y publicado este jueves en la revista American Journal of Public Health, indica que al menos 8 mil 500 personas fueron asesinadas por armas de fuego en Estados Unidos durante 2011, según datos de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI por su sigla en inglés).

 

De acuerdo a la información publicada cuanto mayor es el número de propietarios de armas en EE.UU., mayor es la tasa de homicidios. Siegel estudió las cifras estimadas en 30 años (1981-2010) del número de propietarios de armas y de homicidios por balas en cada estado; esto le permitió descubrir que existe una «sólida correlación» entre la tasa estimada de detenciones en un estado y el número de homicidios cometidos por bala.

Según el estudio, la tasa de posesión de armas en el país va de 25,8 por ciento en Hawai (norte) a 76,8 por ciento en Mississippi (sur), y el promedio es de 57,7 por ciento.

En Estados Unidos circulan unas 300 millones de armas, casi una por habitante, lo que representa un gran peligro para la vida de las personas según la conclusión de este estudio que recalca que «cuando la tasa de posesión de armas aumenta 1 por ciento, la tasa de homicidios aumenta 0,9 por ciento». 

Sólo seis estados de EE.UU. han promulgado leyes estrictas de control de armas, luego de la masacre de la escuela en Newtown, Connecticut (noreste), que dejó al menos 27 fallecidos entre niños y adultos, pues los políticos de otros 20 estados defienden la tenencia de armas, logrando debilitar las leyes locales acerca de la posesión de armamentos, según el Centro de Ley para Prevenir la Violencia Armada.

La investigación fue realizada en respuesta a una afirmación de la Asociación Nacional del Rifle (NRA), el más poderoso lobby a favor de la venta de armas en EE.UU, según la cual la posesión de armas no provoca un aumento de la violencia.

 

(Fuente: TeleSUR)