20130910184908-caricatura-cinta-amarilla-o.jpg

 

 

10/9/2013 12:36:30 

  

Que Cuba se llene de cintas amarillas el 12 de septiembre es la convocatoria que hizo René González, el luchador antiterrorista y Héroe de la República de Cuba:

 

«Quiero que el 12 de septiembre el país se llene de cintas amarillas y que el visitante o el corresponsal extranjero que esté en la Isla no pueda ignorarlo. Que ese día la Isla de Cuba se sacuda y aparezcan cintas amarillas en los árboles, en los balcones, en las personas, como quiera que se les ocurra usarlas, en las mascotas, como ustedes lo decidan, que esas cintas amarillas llenen al país y que no pueda ser ignorado, que no pueda dejarse de reportar al mundo que el pueblo cubano está esperando por cuatro de sus hijos que están presos en Estados Unidos. 

«(…) Contamos con ustedes para eso, confiamos en ustedes. Queremos que sea una jornada distinta y también queremos que sea la última jornada y creo que este es el momento de traerlos a casa y para eso contamos con el apoyo de ustedes».

 Por esa razón, los cubanos con iniciativas y amor buscamos ese distitintivo que se convertirá en un símbolo de lucha por el regreso de nuestros Cuatro hermanos  Gerardo, Antonio, Ramón, y René. 

Para Cuba y el mundo una campaña única, especial por el regreso de los hermanos que se extenderá hasta el 6 de octubre y tendrá como principal protagonista a los pueblos. 

El próximo 12 de septiembre se cumplirán 15 años del arrestos de estos incansables hombres, motivo por el cual, los cubanos llevaremos consigo, una flor, un lazo o una cinta amarilla. 

René González pide a los cubanos que con ese mismo cariño que le han ofrecido en las calles, tengan iniciativas, en sus centros estudiantiles de trabajo y coloquen lazos amarillos en los arboles. 

René González pidió a nuestro pueblo que el 12 de septiembre el país se llene de cintas amarillas y que el visitante o el corresponsal extranjero que esté en la Isla no puedan ignorarlo. 

Que ese día la, Isla de Cuba se sacuda y aparezcan cintas amarillas en los árboles, en los balcones, en las personas, como quiera que se les ocurra usarlas, en las mascotas, como ustedes lo decidan, que esas cintas amarillas llenen al país y que no pueda ser ignorado, que no pueda dejarse de reportar al mundo que el pueblo cubano está esperando por cuatro de sus hijos que están presos en Estados Unidos. 

La cinta amarilla es un símbolo que ha entrado en la cultura del norteamericano, que se inició durante la Guerra Civil inglesa cuando las esposas de los combatientes los esperaban con cintas amarillas. 

Luego fue transmitido a la Guerra Civil de los Estados Unidos y a través del tiempo con sus altas y sus bajas, ha ido cambiando de significación hasta que en los años setenta del siglo pasado una canción que hizo época la volvió a poner en la cultura norteamericana. 

La canción es una hermosa historia de un preso que está al salir de la cárcel y que lo único que le pide a su prometida es que si aún lo ama, ponga una cinta amarilla en un árbol. A través de la letra, de la lírica de la canción, se va desarrollando la ansiedad de ese hombre que va a salir de la cárcel y su espera por saber si en el árbol va a estar la cinta amarilla y cuando él llega al lugar lo que ve en el árbol son cien cintas amarillas. 

 

(Fuente: radiorebelde)

 

Enlaza con radio rebelde desde aquí. No pierda esta oportunidad única de colgar un graffiti de esperanza a favor de Cinco Jóvenes, encarcelados desde hace 13 años en Estados Unidos por plantarle cara al terrorismo anticubano. Por RamónFernandoRené, Gerardo y Antonio, por la justicia que se les niega: ¡Conéctate ahora!