20130906122331-image-preview-2-.jpg


 

6/9/2013 6:15:57 

 

El Ejército de China envió este jueves un buque de guerra a las costas de Siria, en medio de la escalada de tensiones ante la amenaza de un ataque militar de Estados Unidos contra ese país árabe. La embarcación tendría por objetivo «observar las acciones de los buques enviados por EE. UU. y Rusia» al este del mar Mediterráneo.

  

El portal de noticias ruso Telegrafist reveló que el buque anfibio Jinggangshan fue visto navegando por el Mar Rojo y hacia el Canal de Suez, una vía que conduce al mar Mediterráneo y luego hacia aguas de los territorios ocupados palestinos, Líbano y Siria.

De acuerdo con fuentes oficiales no reveladas, el buque no tiene intención de participar en acciones agresivas. AL contrario, fue enviado para «observar las acciones de los barcos de guerra de EE.UU. y Rusia», países enfrentados políticamente por diferencias respecto al caso sirio.

El informe revela —no obstante— que la embarcación militar está equipada con misiles para el combate y que otros barcos zarparon desde territorio chino, también con dirección al Mediterráneo.

Este día jueves, el Gobierno de Beijing endureció su retórica sobre Siria, advirtiendo al presidente norteamericano, Barack Obama, que «una acción militar (contra Siria) tendría un impacto negativo en la economía mundial, especialmente provocando un alza en el precio del petróleo».

Los señalamientos llegan luego que Obama anunció su disposición de bombardear al pueblo sirio y acto seguido reforzó su presencia militar en el Mediterráneo, donde ya tiene cinco destructores y un buque anfibio, preparados para iniciar una ofensiva militar.

Precisamente, esa militarización de la zona y su llamado a iniciar una acción militar contra Damasco han causado el rechazo de gran parte de la comunidad mundial, especialmente de China y Rusia, dos miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) y con derecho a veto.

Moscú reprochó a Washington el envío de buques de guerra al Mediterráneo del este, porque «el despacho de buques armados con misiles de crucero hacia las costas de Siria tiene un efecto negativo en la situación de la región».

Por ello, Moscú también anunció que decidió enviar a la zona otros tres barcos —dos destructores y un crucero de misiles— además, de los tres buques de guerra que mantenía desplegados con anteEE.UU. acusa al Gobierno sirio de Bashar al-Assad de utilizar armas químicas contra los grupos terroristas financiados desde el exterior,i ncluso por la Casa Blanca. No obstante, carece de pruebas que confirmen sus acusaciones y se niega a esperar los resultados de una investigación que adelanta la ONU.

 

(Fuente: TeleSUR)

 

 

Notas Relacionadas: