20130831204704-narcotrafico-2.jpg

 

 

31/8/2013 14:39:45

 

 

Estados Unidos ha estado enviando aviones tripulados a México en una operación «encubierta» para colaborar con la Policía de este país en la «identificación, captura y eliminación de aquellos que han traído toneladas y toneladas de drogas a Estados Unidos», relacionados con el narcotráfico. 

 

El director del Centro de Inteligencia de la DEA en El Paso, Texas, Phil Jordan, ha declarado que la operación «está teniendo éxito» desde que comenzó en 2011, después del asesinato del agente de Inmigración y Aduanas Jaime Zapata, que tuvo lugar en la ciudad mexicana de San Luis de Potosí, en el centro de México, según la cadena Fox News. 

A diferencia de los aviones no tripulados (drones) que opera el Departamento de Seguridad Nacional en la vigilancia de la frontera, dos aviones a hélice en la operación son tripulados por personal de un contratista en Sierra Nevada. 

En los últimos siete años la guerra en México contra los traficantes de drogas y los conflictos entre organizaciones criminales han dejado más de 60.000 muertos y miles de personas desaparecidas. 

Los Gobiernos de México y de Estados Unidos acordaron, durante la presidencia del exmandatario mexicano Felipe Calderón, operaciones encubiertas de vigilancia con aviones no tripulados (drones) para luchar contra los cárteles de la droga y el crimen organizado en México. 

Una filtración al diario estadounidense The New York Times dejó al descubierto el programa Lowrider en 2011, que consistía en un acuerdo entre ambos países para el despliegue de drones en México para el estudio de las rutas y patrones de conducta de los narcotraficantes. 

 

(Fuente: europa press)