20130824124453-guerniquita-629x418.jpg


 

24/8/2013 6:41:06 

 

Sobre un lienzo, unas siluetas negras y rojas acechan a unos niños a punto de ser masacrados. Zuhair Hassib, uno de los pintores más reconocidos de Medio Oriente, está convencido de que la belleza es el mejor instrumento para transmitir el dolor.

 

Parte de la obra de Hassib se puede visitar en la principal galería de arte de Suleymania, una comunidad ubicada 260 kilómetros al noreste de Bagdad. Son una veintena de cuadros en los que la mujer y una «sinfonía de ocho colores puros» parecen ser dos de los hilos conductores. Pero una de las obras se desmarca.

«Corrí al estudio a pintarlo cuando vi las imágenes del terrible asedio de Homs (140 kilómetros al norte de Damasco). No podía dejar de llorar pensando en aquellos niños y niñas mientras emborronaba el lienzo en rojo», recuerda el artista kurdo junto a la que es ya una de sus obras más emblemáticas, «Niños de Houla».

El 25 de mayo de 2012, más de un centenar de civiles fueron asesinados en el distrito de mayoría sunita de Houla, al norte de Homs. Entre los muertos había 49 niños y niñas. Hassib trabaja para que su recuerdo sobreviva a las generaciones venideras.

Hassib ilustra su idea con un conocido precedente. «(Pablo) Picasso pintó su Guernica en blanco y negro y no aparece un solo avión, pero su obra plasmará fielmente el horror de la guerra durante los siglos venideros», señala el artista en referencia al pintor español.

«Niños de Houla»  da fe de uno de los episodios más dramáticos de la guerra civil siria, el resto de su obra aporta claves sobre el origen del autor y su posterior evolución.

Estampas tradicionales del mundo rural sirio se funden en imágenes oníricas y surrealistas; pavos reales, peces y flores son arrastrados por un torbellino de color que contrasta con el rostro sereno e imperturbable de la mujer kurda, casi siempre presente en su obra.

 «Mi arte habla de paz, pero lo cierto es que toda la región sigue sin poder despertarse de una pesadilla», lamenta el artista.

Como la mayoría de los sirios, Hassib no se atreve a lanzar un pronóstico sobre el desenlace del sangriento conflicto sirio. Sin embargo, parece tener pistas para el futuro a largo plazo.

 

(Fuente: IPS / Por Karlos Zurutuza )