20130804150052-fallecidos-metanol.jpg


4/8/2013 9:12:59

 

Debido a la intoxicación en el municipio habanero de La Lisa de 84 ciudadanos que bebieron alcohol metílico, 11 han fallido, cinco están reportados de graves con peligro para la vida, y 55 permanecen en los hospitales Joaquín Albarrán y Calixto García. Otros 14 han sido dados de alta hospitalaria y se mantienen en seguimiento de su estado de salud. 

 

Los intoxicados consumieron alcohol metílico sustraído de los almacenes del Instituto de Farmacia y Alimentos (IFAL), perteneciente a la Universidad de La Habana, y comercializado ilegalmente. 

El alcohol metílico, o alcohol de madera como se le conoce popularmente, es un producto utilizado como reactivo en laboratorios y centros de investigación, y no es apto para el consumo humano por su alta toxicidad. Su ingestión puede acarrear graves secuelas como la ceguera e incluso la muerte. 

El compuesto químico metanol es el alcohol más sencillo. A temperatura ambiente se presenta como un líquido ligero (de baja densidad), incoloro, inflamable  y tóxico que se emplea como anticongelante, disolvente y combustible. Su fórmula química es CH3OH. 

En concentraciones elevadas el metanol puede causar dolor de cabeza, mareo, náusea, vómitos y muerte (la ingestión de 25 g se trata de una dosis mortal). 

Una exposición aguda puede causar ceguera o pérdida de la visión, ya es capaz de dañar seriamente el nervio óptico (neuropatía óptica). Una exposición crónica puede ser causa de daños al hígado o de cirrosis. La dosis letal de metanol para los humanos varía entre 0,3 gramos y 1 gramo por kilogramo de masa corpórea. 

 

(Fuente: Vanguardia /Granma /José A. de la Osa)