20130717173712-pppapacristina160713.jpg

 

17/07/2013/12:24:18 p.m.

La Presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, publicó en su cuenta oficial de Twitter, la carta que el Papa Francisco le envió en respuesta al peculiar saludo que ésta le dirigió hace unas semanas por el Día del Papa y que fue criticada tanto por usuarios de la popular red social como por periodistas argentinos y de otros países, quienes cuestionaron su exagerado tono coloquial. 
 

El Pontífice agradeció a la mandataria por el saludo y respondió con naturalidad a sus inquietudes.
Además de publicar la carta en su cuenta de Twitter, la mandataria señaló: «recibí carta de Roma. Bueno, en realidad del Vaticano. ¿Y de quién va a ser? Del Papa».

Fernández dijo además me contestó el saludo enviado por el día del Pontífice (…) ¿Vieron? Me dice que no me olvide de pedir por él: «El trabajo no es nada fácil». El de Papa, claro. «Se lo dije el día que estuvimos juntos en Santa Marta. De trabajo difícil sé todo, y más también», agregó.

Este es el texto completo de la carta enviada por el Santo Padre a la Presidenta de Argentina:

«A la Excelentísima Señora Presidenta de la Nación Argentina
Dra. Cristina Fernández de Kirchner
Buenos Aires

Vaticano 25 de junio de 2013

Cristina:
Le agradezco su carta del pasado 15 de junio con motivo del Día del Pontífice. Que el Señor le retribuya la delicadeza de haberla escrito Usted misma. Por supuesto que me queda la curiosidad de conocer ese modelo de carta que parecía del siglo XIII, simplemente para fomentar el «sentido del humor».

Le agradezco también el cuadro con los sellos postales conmemorativos.

Tal y como se lo prometí, la tengo presente en mi oración, a Usted, a sus hijos y a sus muertos.

Le pido, por favor, que no se olvide de pedir por mí: el trabajo no es nada fácil.

Sigo tomando el mate: siempre es más digestivo que el té o el café.

Le ruego que haga llegar mi afecto y cercanía a todos los argentinos, por quienes rezo cada día, para que busquen unidos y concordes el bien común.

Que Jesús la bendiga y la Virgen Santa la cuide.

Cordialmente
Francisco»