20130606133337-31116-1-.jpg


6/6/2013 7:21:30

 

Con la característica humildad y sabiduría que siempre lo acompañan, el destacado meteorólogo cubano, Doctor José Rubiera Torres, recibió este cinco de junio, Día Mundial del Medio Ambiente, el título de Doctor Honoris Causa en Ciencias Físicas, concedido por la Universidad Central Marta Abreu de las Villas. 

 

Durante la ceremonia de investidura, el Doctor Andrés Castro Alegría, rector de la casa de altos estudios, expuso la razón principal para reconocer al incansable y carismático investigador, quien mediante certeros pronósticos ha evitado la pérdida de vidas humanas y bienes materiales ante catástrofes naturales. 

Alegría dijo que la trayectoria científica, laboral y política de José Rubiera constituye un paradigma de dedicación a la investigación, de buena comunicación y educación del pueblo. 

«Eso le ha hecho merecedor de numerosas condecoraciones a lo largo de su vida, siendo sin dudas un ejemplo a seguir por todos los profesionales de la ciencia y la técnica en nuestro país y en el mundo». 

El Doctor en Ciencias Lorgio Batar rememoró emotivos episodios de la historia de la meteorología en nuestro país, y los aportes del doctor José Rubiera a esta ciencia, introducida en los medios de comunicación gracias a su protagonismo. 

Así recordó las innumerables visitas del Comandante en Jefe Fidel Castro al centro nacional de pronósticos ante la inminencia de un huracán, y la agudeza de Rubiera en responder cada pregunta que este le hacía. 

Al recibir el Honoris Causa José Rubiera manifestó que «si fuera a describir la emoción que siento en este momento diría que es un huracán categoría cinco de emociones, me place que el otorgamiento fuera en esta universidad, la única que ha contado con un departamento de meteorología, fundada por el doctor Agustín Anido, semilla del actual centro provincial de esa rama». 

Rubiera recordó momentos históricos, como el del año 1963, ante el paso del huracán Flora por el oriente del país, quien se informó en la casa de altos estudios de Villa Clara. 

Más adelante el científico recordó cómo la meteorología moderna tiene su basamento en las leyes de la física, la matemática y la computación, por lo que entraña un alto significado que haya sido esta facultad la que propuso su nombramiento como Doctor Honoris Causa. 

Rubiera también agradeció el apoyo de quienes llamó «héroes anónimos», a esos que permanecen en las estaciones meteorológicas, y sin los cuales hubiera sido imposible los resultados que hoy tiene esta ciencia en el país. 

Recordó la frase martiana sobre esta labor: «poner la ciencia en lengua diaria, he aquí un bien que pocos hacen», y en ese sentido insistió cómo es imprescindible informar y educar a las personas para estar alertas y actuar en consecuencia ante el paso de fenómenos atmosféricos por la Isla. 

Agradeció finalmente a la Universidad un título que a partir de hoy lo compromete mucho más con la casa de altos estudios. 

La actividad fue presidida por Yudith Rodríguez Hernández y Jorge Alberto Hurtado Mena, miembros del Buró Provincial del Partido, Jorgelina Pestana, Presidenta del Gobierno en Villa Clara y otras autoridades del territorio. 

Ante todo el auditorio, se recordó la trayectoria de Rubiera: Director del Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología de Cuba desde 1988 y Vicepresidente del Comité de Huracanes en la Organización Meteorológica Mundial, profesor de la carrera de Meteorología y conferencista sobre la especialidad en otras naciones. 

Un popular científico que se autodenomina: «meteorólogo de carrera y periodista de oficio y corazón». 

Al concluir el claustro solemne, el Doctor Rubiera ofreció la conferencia sobre el tema Huracanes, período de actividad, cambio climático y disminución de riesgos, además de sostener un animado diálogo con la prensa acreditada de la provincia.

 

 

(Fuente: Cubadebate/ Dalia Reyes Perera y Greta Espinosa, de CMHW)

 

 

 

Artículos Relacionados: