20130527030456-evo-morales-maduro-bolivia.jpg


26/5/2013 20:34:05 

 

 

El presidente boliviano, Evo Morales, exhortó hoy al fortalecimiento de los movimientos sociales en América Latina y el Caribe, incluso en Estados Unidos, para llevar adelante las revoluciones. Durante la clausura de la Segunda Reunión de la Comisión de Integración Conjunta Bolivia-Venezuela, el gobernante destacó el papel de las organizaciones sociales en la preservación de las conquistas de los pueblos de América. 

 

Morales agradeció la presencia en Bolivia del mandatario venezolano, Nicolás Maduro, y recordó que «tenemos todos la tarea de liberar a nuestros pueblos, en lo social, ideológico, económico, y cultural». 

Al mismo tiempo, recordó una encuesta reciente, cuyos resultados arrojaron que Venezuela es, entre los países, el mejor amigo de Bolivia: «de acuerdo a la encuesta, el 70 por ciento de los bolivianos dice que es Venezuela nuestro mejor amigo», recordó. 

«Luego (aparecen) Argentina, Brasil, y un cinco por ciento de bolivianos es todavía proimperialista, procapitalista, según una encuesta hecha en las ciudades. Ni se imaginan en el campo la admiración, el respeto, el cariño a Venezuela», destacó. 

También resaltó que «aún siguen los minutos de silencio en recordación a Chávez en las áreas rurales. Esa encuesta me ha sorprendido, nos compromete mucho más y nos obliga a redoblar esfuerzos, al margen del tema comercio, alimentos». 

Morales insistió en la importancia de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) en la consecución de muchos de los logros de la región, y enfatizó en la trascendencia de la Escuela Militar del ALBA. 

«Antes en la Escuela de las Américas -ubicada en West Point, Estados Unidos- se enseñaba que los enemigos eran los indios, los campesinos, los obreros por eso había golpes de Estado, masacres en los centros mineros. Y ahora eso ha terminado», insistió.  

Según el primer presidente indígena de Bolivia, «durante los intentos de golpe de Estado protagonizados acá, muchos neoliberales han ido a golpear los cuarteles para que las Fuerzas Armadas se sumen y no lo han conseguido. Por eso son una garantía de esta revolución democrática y cultural». 

El mandatario boliviano insistió en «expresar nuestro respeto y admiración por el liderazgo de Venezuela en los países del ALBA, junto a Cuba» y agregó que el encuentro de presidentes de Venezuela y de Bolivia es para seguir los pasos de nuestros antepasados, de los pueblos indígenas que durante la invasión europea dieron su vida por nuestra patria, por la identidad. 

«Tenemos una enorme responsabilidad, para que se esfuerzo de nuestros antepasados no sea en vano», finalizó. 

 

(Fuente: contrainjerencia)