20130422072607-perugorria.jpg

 

22/04/2013 1:18:19

 

Desde el pasado 11 de abril y hasta el próximo jueves 24 se lleva a cabo la 29ª edición del Chicago Latino Film Festival, evento que por tercera vez entrega el Premio Gloria a un artista de origen cubano, en esta oportunidad al actor y director Jorge Perugorría, quien en los últimos 20 años se ha consolidado como uno de los grandes embajadores de la industria cinematográfica de Cuba.

 

Según  Pepe Vargas, director ejecutivo de la cita, desde la memorable actuación en «Fresa y chocolate» (1993), «Perugorría es un hombre que no teme a llegar hasta el extremo, explorar nuevas formas de arte y lograr la excelencia en todas ellas. Sin duda alguna, es uno de nuestros actores gigantes, y es por eso que estamos orgullosos de concederle el galardón».

Al recibir el premio, Jorge Perugorría expresó que, además de un honor, «contituye un compromiso por el trabajo que hago y todavía me queda por hacer», y dedicó el homenaje a «toda la gente que ha hecho posible que lo reciba, como Tomás Gutiérrez Alea, Juan Carlos Tabío o Humberto Solas», e hizo una mención especial al recién fallecido director español Bigas Luna («Jamón, Jamón»), con quien tuvo «la suerte de hacer dos películas».

Como parte del homenaje, la muestra también ha celebrado el 20 aniversario de «Fresa y Chocolate», cinta que no sólo dio a conocer al cineasta cubano sino que también lanzó su carrera artística a nivel internacional, una vez nominada a los Oscar, en 1994.

«Ha sido el momento más destacado de mi carrera. Después, he tenido la suerte de trabajar con grandes directores y he hecho películas de las que me siento muy orgulloso, pero “Fresa y Chocolate” tiene una magia extra que no se puede explicar», reveló a la agencia dpa este actor de clásicos del cine hispano, como «Guantanamera» (Tomás Gutiérrez Alea), «Lista de Espera» (Juan Carlos Tabío) o «Che»(Steven Soderbergh).

En la misma entrevista  el actor, director y pintor señaló que en estos momentos «el gran reto del cine cubano es que se pueda ver fuera. A la hora de producir y contar historias, los cineasta siguen creando nuevos proyectos, pero lo más difícil es que salgan de Cuba».

A la pregunta ¿Hacia dónde se dirige el cine cubano?, Perugorría refirió estar «viviendo un momento muy interesante en Cuba para el cine local porque antes se hacia a través del Instituto Cubano (ICAIC) pero ahora se le suma el cine independiente, un movimiento con mucha fuerza impulsado por los jóvenes».

Perugorría cree que «realmente no tiene sentido» pensar en la censura de las autoridades ni del propio ICAIC, del que destaca «su compromiso crítico hacia la realidad. De todos modos, ahora los jóvenes pueden hacer cine independiente con total libertad, contando las historias que quieren de la forma que quieren».

El Premio Gloria es un galardón que viene entregando el Chicago Latino Film Festival desde 1999, y que reconoce a personas o instituciones que han contribuido significativamente al desarrollo de la comunidad latina tanto en Chicago como en el resto del mundo. Esta es la tercera vez que lo recibe un artista de origen cubano. Entre quienes ya lo han recibido figuran Celia Cruz Humberto Solas, China Zorrilla, Federico Luppi, Arturo Ripstein, Carlos Diegues, Francisco Lombardi, Alberto Lecchi y Damián Alcázar. 

Perugorría también asistió a la 14a edición, del Havana Film Festival New York (HFFNY), un proyecto del American Friends of the Ludwig Foundation of Cuba (AFLFC). Allí se presentaron más de 45 películas sobre América Latina, el Caribe, y Latinos en Estados Unidos, del 12 al 19 de abril, en seis sedes ubicadas en tres condados de Nueva York.

«Es como volver a casa (...) lo he disfrutado ya varias veces pero esta edición tiene algo muy dulce para mí», expresó en clara referencia a «Amor crónico», su primera película como único director y que retrata la tímida apertura de relaciones entre Estados Unidos y Cuba.

«De alguna manera hablamos de los derechos que tienen los cubanos que viven fuera de regresar a su tierra y de estar ahí, y en este caso, como cantante, pues de encontrarse con su público, con su gente», (...) «La película es un viaje por la cubanía, por la cultura cubana, por la música de CuCu Diamantes, pero de cualquier manera, ese aspecto político está de fondo», dijo Perugorría en una entrevista con The Associated Press tras su llegada a Manhattan desde La Habana.

«Amor crónico» documenta las vivencias de la gira musical de CuCu Diamantes, la cantante cubana radicada en Nueva York y nominada al Grammy, quien regresa a su país. (Mercedes Rodríguez García)