28/01/2013 23:02:29

 

El acceso soberano al Pacífico «constituye un derecho irrenunciable» aseguró el presidente de Bolivia, Evo Morales, quien instó a su homólogo chileno, Sebastián Piñera, a transitar el tramo del ferrocarril de Arica a El Alto para constatar su funcionalidad y operatividad total, como Piñera lo habría anunciado anteriormente. 

 

El presidente Evo Morales demandó a Chile, en la cumbre de la CELAC-UE una solución al «derecho» boliviano de una salida soberana al Pacífico y pidió a los países de ambos bloques participar en una solución pacífica de este diferendo que se arrastra hace más de 100 años.

El presidente chileno Sebastián Piñera, en el mismo escenario, respondió que el tema es bilateral y fue zanjado con el Tratado de 1904, que —aseguró— su país cumple. Morales además, anunció que «demostrará» en la sesión plenaria de la Cumbre de la CELAC que Chile ha «incumplido» el tratado que firmaron en 1904.

«Lamento una vez más (que Bolivia) levante un tema que es de carácter bilateral...Chile cumple sus tratados y que es natural que pida y exija a quienes han firmado los tratados que también los cumplan», afirmó Piñera en respuesta a Morales. 

Morales planteó el reclamo de Bolivia para obtener una salida soberana al mar ante los líderes latinoamericanos y europeos que asistieron a la Cumbre entre la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y la Unión Europea (UE), que se celebró en Santiago. 

«El Tratado de 1904 (...) es un tratado injusto e impuesto, además de ser incumplido; mañana (hoy) demostraremos esto», dijo Morales en una rueda de prensa tras la clausura de la Cumbre CELAC-EU, al anunciar que reiterara el reclamo de Bolivia en el encuentro sólo de los países que integran la Celac que se inició ayer y concluirá hoy también en Santiago. Esta cumbre se centrará en la discusión de cómo mejorar y aumentar la integración regional. 

Morales reiteró ayer que las diferencias con Chile sobre el Tratado de 1904 son una muestra de «colonialismo» dentro de América Latina. 

Negó que los tratados internacionales sean irrevisables y demandó que la comunidad internacional se pronuncie sobre la demanda boliviana para que Chile le conceda una salida al océano Pacífico. 

«No pueden haber países dueños de territorios en Latinoamérica. Nuestro planteamiento ha sido concreto. Así como Estados Unidos ha devuelto el Canal a Panamá, Chile debe devolver el mar a Bolivia e Inglaterra, las islas Malvinas a Argentina», dijo Morales. 

En los primeros minutos de su intervención, Morales puso en la mesa del foro internacional la demanda boliviana. «Bolivia no olvida, no olvidará; Bolivia no calla ni callará (su demanda) hasta que retorne al Pacífico con soberanía y por eso mi pedido a todos ustedes presidentes y presidentas su participación en una solución pacífica», sostuvo. 

Añadio que su reclamo a Chile «no es una reivindicación ni una aspiración”, sino “un derecho del pueblo boliviano». «Cuando hay tratados (...) que violan los derechos humanos no hay tratado que resista», afirmó. 

Bolivia y Chile firmaron en 1904 un tratado de paz que puso fin a la Guerra del Pacífico, iniciada en 1879, y que supuso la pérdida del litoral boliviano, a cambio de una serie de contrapartidas compensatorias. Chile se apoya en ese tratado para señalar que no tiene asuntos limítrofes pendientes con Bolivia, que por su parte ha anunciado que prepara una demanda contra su vecino ante la Corte Internacional de La Haya. 

«Quiero recordarle presidente Evo Morales, amigo presidente Evo Morales que Chile cumple sus tratados y que es natural que pida y exija a los que han firmado esos tratados que también los cumplan», respondió Piñera a Morales, aclarando que se refería al tema obligado ante las palabras del mandatario boliviano. 

Durante la reunión de la Organización de Estados Americanos (OEA) realizada el pasado año en Cochabamba, los cancilleres de los dos países intercambiaron similares alusiones ante el pedido de apoyo de Bolivia a los países del continente por la demanda de una salida al Pacífico. Chile respondió que el tema era bilateral y no tenía asuntos de límites pendientes con Bolivia. 

Evo también planteó levantar el secreto bancario, enfocado como parte fundamental de la lucha contra el narcotráfico en el mundo. 

«La verdadera lucha contra el narcotráfico pasa acabando con el secreto bancario, con seguridad si todos lo controlaríamos, podríamos reducir el narcotráfico. Yo no sé por qué algunos países principalmente desarrollados no pueden acabar con el secreto bancario, sabiendo que por ahí circula la tasa del narcotráfico», dijo Morales al destacar el modelo y logros de su Gobierno en la lucha contra el narcotráfico, llevada adelante bajo una nueva óptica. 

Dijo que la lucha contra el narcotráfico es una responsabilidad «global y compartida» la cual no se debe combatir por la vía del libre mercado de las drogas ni sobre la guerra contra éstas.

 

(Fuente: Los Tiempos /TeleSur)