20130128212758-policia-arresta-4-discoteca.jpg

 

28/01/2013 15:17:33 

 

El gobernador del estado brasileño de Río Grande del Sur, Tarso Genro, confirmó este lunes la detención de dos propietarios de la discoteca y de dos integrantes del grupo que tocaba cuando ocurrió el incendio en la madrugada del domingo. Las autoridades continúan con las investigaciones. 

 

La policía de Brasil arrestó de manera preventiva este lunes a cuatro personas por el incendio ocurrido en una discoteca de la ciudad de Santa María, situada en el estado de Río Grande del Sur, que dejó al menos 231 víctimas fatales. 

La corresponsal de teleSUR en la nación suramericana, Graciela Requejo, reportó que el Gobernador de la región sureña Tarso Genro «confirmó la detención de las cuatro personas», dos propietarios del local y dos integrantes de la banda que tocaba al momento que inició el fuego. 

Las detenciones fueron solicitadas luego que en horas de la mañana las autoridades comenzaron las investigaciones en la discoteca. Uno de los detenidos es el empresario Elissando Spohr, aprehendido en un hospital donde era atendido por síntomas de intoxicación respiratoria. 

Un segundo propietario, que tenía orden de arresto, estaba desaparecido desde la víspera, pero este lunes se entregó a la policía. 

La funcionaria de la policía Michele Vimmermann precisó que también fueron arrestados dos integrantes del grupo musical Gurizada Fandangueira, al que se le atribuye el origen del incendio porque uno de sus miembros encendió un fuego artificial. 

El suceso ocurrió en la discoteca donde había unas dos mil personas, en su mayoría estudiantes. Según declaraciones de algunos sobrevivientes, uno de los integrantes de la banda que actuaba encendió una bengala, cuyas chispas alcanzaron la espuma utilizada como aislante acústico en el techo del establecimiento. 

De acuerdo con las primeras indagatorias, además del uso del artefacto no permitido dentro de un local cerrado, el pánico provaco por la rápida expansión del fuego y la decisión de los guarda de cerrar las puertas para evitar que los jóvenes se fueran sin pagar, provocaron la tragedia. 

Más temprano, tuvo lugar un velorio colectivo en un centro deportivo municipal a donde fueron llevados los cuerpos de los fallecidos. Al menos 79 personas permanecen en cuidados intensivos, unos por intoxicación al inhalar humo y otros por quemaduras. 

La periodista Requejo reportó que habitantes de Santa María colocaron ofrendas florales frente a la discoteca, donde hay montañas de escombros de los muros derribados, y en la noche se espera que salgan a la plaza central. 

 

(Fuente: TeleSur)

 

 Si le interesa vea Artículo, fotos y vídeo relacionados

 

Otros artículos relacionados: