20130115014042-cvarela33.jpg


 

14/01/2013 19:39:05 

 

Más de tres horas duró el concierto con el que el cantautor cubano Carlos Varela celebró sus 30 años de carrera artística. La sala Avellaneda del Teatro Nacional de Cuba fue el escenario elegido para el recital que quedó inmortalizado en las cámaras como parte del primer DVD grabado por el artista este sábado 12 de enero.

 

La noche resultó un repaso por los principales fonogramas de Varela: Jalisco Park, Monedas al aireComo los pecesNubes, Siete No es el fin. Sus canciones, entendidas como crónicas de su generación y de la historia reciente cubana, demostraron seguir conectadas con un público de todas las edades que abarrotó cada uno de los espacios del teatro y coreó temas trascendentales como Foto de familia, Leñador sin bosque, Guillermo Tell, Memorias y Habáname.

Acompañado al piano por el jazzista Aldo López Gavilán, a cargo de los arreglos, y por la Orquesta de Cámara de La Habana que dirige la maestra Dayana García, la obra del cantautor explotó toda su riqueza musical, con marcada influencia del rock, el pop y la canción. Referencia merece, además, la banda compuesta por Carlos David Suárez en la batería, Julio César Ochoa en el bajo y el joven guitarrista Roberto Luis Gómez, quien demuestra ser una de las promesas de este instrumento en el estilo pop-rock.

Desde EE.UU. llegó el rockero norteamericano Jackson Browne para compartir a dúo con Varela una versión bilingüe de Muros y puertas. Además, fueron invitados el cantautor brasileño Ivan Lins en el tema No es el fin y el integrante del grupo puertorriqueño Calle 13, Eduardo Cabra.

Del patio subió el músico X Alfonso, quien confiesa haber encontrado en la obra de Varela una inspiración para componer sus propios temas, y la cantante Diana Fuentes, vocalista por varios años en la banda del cantautor.

El final del concierto, pasada ya la media noche, reservó la mayor adrenalina para el tema La política no cabe en la azucarera donde además de acompañarse por Juan y Samuel Formell, líderes de la orquesta paradigmática de la música bailable en Cuba: Los Van Van, sorprendieron sobre el escenario José Luis Cortés, Giraldo Piloto e Isaac Delgado. La descarga a tiempo de son rockanrolesco ratificó a Varela no solo como uno de los más talentosos e internacionales trovadores cubanos, sino como influencia marcada para toda la música popular cubana.

Carlos Varela comenzó su carrera como trovador a inicios de la década de los 80 del siglo pasado y junto con otros como Santiago FeliúFrank DelgadoGerardo Alfonso y Donato Poveda, renovaron el sentido de experimentación musical de la nueva trova y aportaron nuevos temas cercanos a su generación. Desde entonces ha recorrido importantes escenarios de todo el mundo y varias de sus canciones han sido versionadas y utilizadas en el teatro y el cine.

 

(Fuente: La Jiribilla)