20121120031550-stuart-beck-representante-de-palau.jpg


 

19/11/2012 21:02:13

 

Un extenso artículo publicado por el sitio digital Contrainjerencia, denuncia el origen oscuro y manipulado del voto alineado junto a los Estados Unidos de las islas Palau, un pequeño archipiélago del Océano Pacífico que cada año aparece en la cada vez más pequeña cifra de países que apoyan a Washington en el bloqueo contra Cuba. El asiento de Palau en la ONU lo ocupa el abogado Stuart Beck, un norteamericano de nacionalidad israelí y amigo del neoconservador John Bolton.

 

Según Contrainjerencia la persistencia del voto anticubano de ese país no solo está provocada por la dependencia política y económica de esa nación de apenas 20 mil habitantes, la otra causa está en el origen de su representante en las Naciones Unidas.

El asiento de Palau en la ONU lo ocupa el abogado Stuart Beck, un norteamericano de nacionalidad israelí y amigo del neoconservador John Bolton.

Desde su posición en la ONU ese abogado con bufete en Nueva York, siempre mantiene alineado su voto con los intereses de Estados Unidos e Israel, al punto que en julio de 2006 el entonces presidente de Palau, Tommy Esang Remengesau Jr, declaró durante una visita a la nación judía que: «Tienen dos embajadores en la ONU, el suyo y el nuestro», muestra evidente del control que se tiene sobre el voto de esa minúscula nación.

Estos elementos y otros detalles explican la persistente votación de Palau contra el proyecto cubano de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra Cuba, el cual clasifica como el más antiguo del mundo con más de medio siglo de existencia.

 

(Fuente: Radio Reloj /Noel Martínez Martínez)