20121115005543-0.jpg


15/11/2012 18:50:17


Dijo Mark Toner, portavoz gubernamental, cuando el periodista Matthew Lee le preguntó insistentement , si Washington iba a escuchar el reclamo mundial contra la política de bloqueo que Estados Unidos sostiene contra Cuba desde hace cincuenta años.

 

Matthew Lee, de la agencia Associated Press (AP), preguntó cuándo el gobierno estadounidense iba a comprender que el resto del mundo veía al bloqueo como una muy mala política (Lee utilizó el adjetivo «crappy», que tiene una implicación despectiva y se puede traducir como «de porquería», si utilizamos un término elegante).

Como un robot, el portavoz Toner repitió, en tres ocasiones y en menos de dos minutos, que la política hacia Cuba permanecería igual y no iba a cambiar. («Our policy remains in place»).

A pesar de la insistencia del reportero Lee, recordando el abrumador voto internacional contra el bloqueo, el vocero no dio más argumentos y pasó la página.

La indiferencia del Departamento de Estado de EE.UU. es un balde de agua fría para quienes esperaban un giro en la política exterior norteamericana después de la reelección de Barack Obama.

Al menos hasta ahora.

 

Lea la transcripción oficial de la conferencia en: http://www.state.gov/r/pa/prs/dpb/2012/11/200477.htm

 

(Fuente: Cubadebate)