20121115005005-eua-obama-cuba.jpg


15/11/2012 18:47:53


Antes de comenzar, el presidente asegura que su principal prioridad sigue siendo la economía y la creación de empleo. «Ese es el corazón de la propuesta que defendí durante la campaña electoral», asegura desde la Sala Este de la Casa Blanca.

 
«Nos enfrentamos a una fecha límite a finales de año y creo que ambos partidos deben trabajar juntos para encontrar nuevas ideas», asegura en relación con el ‘abismo fiscal’ que puede producirse el 31 de diciembre.

«Los impuestos de todos los ciudadanos van a subir si no alcanzamos un acuerdo antes de finales de año y nuestra economía no se lo puede permitir.

«Como mínimo deberíamos hacer aquello en lo que estamos de acuerdo», dice el presidente, en referencia a las promesas de ambos candidatos, que defendieron mantener las condiciones de la clase media para no dañar el futuro económico del país.

Rueda de prensa. Obama vuelve a defender el trabajo de Patraeus a pesar de que, reconoce, «no estuvo a la altura, como él mismo defendió antes de dimitir».
Primera pregunta para Obama. ¿Puede asegurar a los ciudadanos que no se ha violado la seguridad nacional durante el caso Petraeus?

Obama: «No tengo pruebas de que se haya puesto en peligro la seguridad nacional durante este caso. Tampoco quiero revelar ningún tipo de información relacionada con la investigación del FBI».

Segunda pregunta para Obama, sobre el "abismo fiscal" y por qué el presidente cedió el verano de 2011 con respecto a los recortes de impuestos aprobados por Bush y que Obama mantuvo a pesar de que había prometido anularlos.

«Se trataba de una propuesta única y aquel era un momento único. No nos podemos permitir prorrogar esos recortes para los más ricos, pero sí podemos garantizar que no suban para la clase media».

Obama: «El paso más importante ahora mismo es garantizar que el 97% de los estadounidenses no sufran una subida de impuestos». Si no hay acuerdo entre los dos partidos, las subidas comenzarán el 1 de enero de 2013 de manera automática

«No voy a firmar un recorte para el 2% de millonarios cuando no nos lo podemos permitir».

Obama: «Si hay algo que la gente entendió bien como una diferencia entre mi campaña y la de Romney es que mi planteamiento es más responsable. Y más ciudadanos votaron por mí». Los republicanos han puesto en duda que la victoria de Obama sea un respaldo a su propuesta económica.

Tercera pregunta para Obama, sobre la reforma del sistema de inmigración. Presentará una ley al congreso y qué entiende por una reforma amplia del sistema?

Obama se muestra impactado por el número de votantes hispanos que participaron en las elecciones. «Es bueno para ellos y es bueno para el país, por eso confío en que lograremos aprobar la reforma del sistema migratorio», dice el presidente.
Reconoce que se trata de un asunto que siempre ha tenido el apoyo de los dos partidos. El presidente asegura que las conversaciones pueden comenzar tan pronto como se celebre su investidura el próximo 20 de enero.

Ofrece detalles sobre lo que será la reforma migratoria. Debería incluir la creación de vías para la ciudadanía, elementos del Dream Act, seguridad en las fronteras, protección ante prácticas abusivas de los empresarios y penalizaciones a éstos si contrata indocumentados.

Cuarta pregunta para Obama. ¿Debería haber sabido antes que se estaba investigando al general Petraeus?

Obama: «No tengo toda la información y me reservo cierto juicio sobre el caso. Es posible que aún de haberlo sabido me preguntaran por qué había interferido en una investigación criminal», se defiende el presdiente.

-¿Cree que solo habrá acuerdo económico si los republicanos acceden a subir los impuestos a los ricos?

Obama: «Quiero escuchar las ideas de todas las partes. No voy a cerrar la puerta a nadie, este es un asunto que podemos resolver».

«Lo que me preocupa es que nos encontremos en una situación en la que los ricos no paguen tanto como debían y la clase media pague por esa diferencia. Eso lleva ocurriendo demasiado tiempo y yo defendí cambiarlo durante mi campaña»

Quinta pregunta para Obama. ¿Ha invitado ya a Mitt Romney a hablar sobre los asuntos más importantes del país?

El presidente aseguró que colaboraría con el candidato republicano y hoy afirma que todavía no ha presentado dicha invitación.

Sexta pregunta para Obama, sobre cómo va a mejorar sus relaciones con los miembros del congreso, una de sus debilidades y que ha sido criticada como su mayor dificultad para lograr mayores acuerdos de los alcanzados durante su primer mandato.

Obama: «Está claro que lo puedo hacer mejor», reconoce el presidente sobre su trabajo con la Cámara de Representantes, donde todavía hay una mayoría de legisladores republicanos que pueden bloquear sus iniciativas.

Séptima pregunta para Obama, en relación con Libia y la pérdida de confianza en Susan Rice, embajadora de EE UU ante la ONU y posible sucesora de Hillary Clinton al frente del Departamento de Estado.

Obama: «Susan Rice ha hecho un trabajo ejemplar. Participó en una conferencia en la que compartió la información que había recibido. Si los republicanos quieren ir contra ella, primero deberán ir contra mí».

«Primero tenemos que encontrar la verdad sobre lo que ocurrió en Bengasi, después la compartiremos con el Congreso». El presidente defiende que «la campaña electoral ha terminado» y que no deben ir contra la embajadora ante la ONU porque crean que es «un blanco fácil».

Octava pregunta para Obama, sobre las medidas tomadas el pasado 11 de septiembre, durante el ataque sufrido en el consulado estadounidense en Bengasi, Libia.

Obama: «Hicimos todo lo que pudimos para garantizar la seguridad de todo el personal de la embajada estadounidense». El presidente se niega a dirigirse a las familias de los fallecidos a través de la prensa, como le pedía el periodista de FOX que ha hecho la pregunta.

Asegura que conoce las razones por las que los estadounidenses han respaldado un segundo mandato. «Me han reelegido para que siga trabajando, no para que presuma de haber ganado».

«Conocer y charlar con americanos de todo el país simplemente te inspira a trabajar todavía más duro»

Novena pregunta para Obama. ¿Está preparado en caso de que lleguemos al abismo fiscal?

Obama: «Todos lo estamos pensando. Pero si después de estas elecciones todavía hay demasiada tozudez en el Congreso y llegamos al abismo fiscal, sería un auténtico shock para la economía. No es necesario llegar ahí».

«Un incremento modesto en los impuestos de los más ricos no les va a partir las espaldas», asegura el presidente, que repite una y otra vez los mismos planteamientos que defendió durante la campaña para evitar el "abismo fiscal".
Con respecto a Irán, el presidente asegura que tratará de impedir que el país desarrolle armas nucleares y que en las próximas semanas intensificará las negociaciones para cumplir este objetivo.

Décima pregunta para Obama, sobre el cambio climático. Una de las razones por las que el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, le dio su apoyo en la campaña fue por considerar que lucharía mejor contra sus efectos.

Obama: «Creo firmemente que el cambio climático es un asunto real y que se ve afectado por la actividad humana».

«Debemos iniciar una conversación sobre lo que podemos hacer en este país para evitar que el cambio climático nos afecte en gran medida en un largo plazo de tiempo».

Obama asegura que no va a dejar de lado la crisis económica ni la creación de empleo para resolver el cambio climático. También ha reconocido que Estados Unidos se ha visto afectado en los últimos años por un mayor número de desastres naturales.

Última pregunta para Obama, sobre Siria y la posibilidad de apoyar con armas a los rebeldes que luchan contra el gobierno de Assad.

«Creo que fui el primer mandatario en exigirle que dimitiera», defiende. «Creemos que es peligroso que accidentalmente podamos entregar armamento a personas que en determinado momento puedan hacer daño a los Estados Unidos», dijo refiriéndose a que ha tenido noticia de que en la resistencia actúan elementos extremistas.

 

(Fuente: Cubadebate / El País)