20121025074855-assange-300x300-365xxx80.jpg

 

25/10/2012 0:51:34

 

Una gran preocupación por el estado de salud del fundador de Wikileaks, Julian Assange, mostró hoy aquí el ministro ecuatoriano de Relaciones Exteriores, Ricardo Patiño.

 

«La salud de Assange estaría comenzando a afectarse», señaló Patiño a la emisora Radio Ciudadana, a la cual expuso que desde hace algún tiempo ha advertido sobre esa posibilidad a las autoridades británicas.

Manifestó que aunque no tenía detalles aun al respecto, es absolutamente natural que el estado del australiano de 42 años, como la de cualquier otra persona en su lugar, se vea afectado luego de permanecer cuatro meses en una oficina.

El jefe de la diplomacia de este país suramericano manifestó que Assange tiene derecho a disfrutar del asilo concedido por Ecuador, tal y como lo señalan las normas internacionales sobre el tema y la propia declaración universal de los derechos humanos.

Sin embargo, refirió, Reino Unido no ha entregado el salvoconducto para que éste pueda acogerse en la práctica a la protección ofrecida a su persona por la nación suramericana.

Suponíamos que el gobierno británico respetaba los derechos humanos y las leyes internacionales, pero estamos comenzando a preocuparnos, remarcó Patiño.

Expuso, además, que prevalece la falta de una respuesta jurídica y humanitaria ante un problema que tiene en sus manos ese país, con todos los argumentos para otorgarle la autorización.

«Ojalá y no tengamos que lamentar una situación», comentó el canciller, quien dijo haber expresado esa inquietud a su homólogo británico, William Hague, durante su diálogo recientemente en la sede de la Organización de las Naciones Unidas.

El diario digital El Ciudadano publica en esta jornada declaraciones desde Moscú del vicecanciller de Ecuador, Marco Albuja, quien señaló que una afectación en la salud del periodista australiano pone en peligro su seguridad personal.

«Assange ha adelgazado mucho y nos preocupa mucho su salud», anunció Albuja.

El vicetitular expuso que en caso de una enfermedad, habrá que elegir entre prestarle una asistencia médica en los espacios de la embajada o ingresarle en un hospital.

Informó que se ha solicitado al Ministerio británico de Exteriores garantías jurídicas para la seguridad personal del fundador de WikiLeaks, en caso de ser necesario su tratamiento en una clínica londinense.

Ecuador teme que el periodista australiano sea arrestado en caso de poner un pie fuera del recinto diplomático, ante la persistencia de Londres de enviarlo a Suecia, donde es reclamado para una indagación a causa de presuntos delitos sexuales que él niega.

Los defensores de Assange insisten en que una vez en Estocolmo las autoridades del país europeo podrían acceder a entregar a su defendido a Washington para que sea juzgado y condenado por la difusión en la red de WikiLeaks de cables comprometedores para Estados Unidos.

 

(Fuente: PL)