20120921225113-calabaza-cubana-gigante.jpg

 

21/09/2012 16:56:05

 

Por Mercedes Rodríguez García/ Foto: Ramón Barreras Valdés

 

 

Una calabaza de 71 libras de peso, recogida en la finca La Nigua, localidad de Hatillo, a 11 kilómetros de Santa Clara, provincia Villa Clara, puede considerarse entre las más grande reportadas en Cuba, desde 2006 a la fecha.

 

Con 60 cm de altura y 121cm de diámetro en su parte más ancha, esta cucurbitácea forma parte de la cosecha del pequeño agricultor Jorge Luis Cruz Conde. De acuerdo con la tabla ideal de peso y talla humanos, su peso equivale al de un niño de 10 años de edad, y su talla, a uno de tres meses de nacido.

Creció oculta entre la yerba y, pese a su tamaño, no la detectó hasta que tropezó con ella: «No escogí las semillas por sus condiciones genéticas, ni variedad específica, las había de todo tipo; pero la humedad  constante y calidad de la tierra, con gran cantidad de materia orgánica, debe haber favorecido el desarrollo»,expresó con certeza absoluta Jorge Luis, campesino de 48 años.

Cuba posee tradición en la cosecha de grandes calabazas. Una de estas, con 84 libras, 67 centímetros de largo y 1,25 de diámetro, lograda en una finca cercana al río Agabama, en la provincia espirituana. Otros ejemplares dieron de qué hablar con 57 libras en la región de Piedra Redonda, Holguín, y con 46 libras y más de un metro de largo en el Reparto Siboney, en el municipio capitalino de Playa, en 2006.

Las calabazas de mayores dimensiones crecieron en Isla de la Juventud (130 libras) y Sancti Spítirus (112 libras). Una de mil 806 libras, en el estado de Wisconsin, EEUU, entró en el Libro Guinness como el ejemplar más grande del mundo.