20120829210449-orgasmo-femenino.jpg

 

29/08/2012 15:03:19

 

Kim Ramsey tiene 44 años y sufre un «trastorno de la excitación genital persistente». Este problema le causa más de 100 orgasmos al día, lo que le impide en ocasiones hacer una vida normal.

 

El traqueteo del tren, el pasear, los baches en el coche, cualquiera de estos simples movimientos puede provocar en Ramsey un orgasmo.

Algo tan beneficioso como es el clímax sexual es casi una pesadilla para esta mujer, incapaz de tener relaciones o vida normales. Esta cantidad de orgasmos diarios le deja exhausta e incapaz de mantener un ritmo normal.

Los doctores opinan que este problema incurable viene causado por un problema nervioso provocado por quistes en las espinales, ocurridos tras una caída que sufrió en unas escaleras hace más de una década.

«Otras mujeres se preguntan cómo conseguir un orgasmo, yo me pregunto cómo pararlos» ha declarado a «The Sun» la afectada.

Los problemas comenzaron en 2008 cuando las relaciones con su pareja se veían claramente afectadas por este trastorno. «Creí que me volvería loca».

Aunque las experiencias causadas por este síndrome puedan parecer excitantes, lo cierto es que no están basadas en ningún apetito sexual, de hecho actúa en contra de éste.

Cualquier presión en la zona genital sea débil o fuerte, puede provocar un orgasmo, además de la necesidad de orinar.

Como otras enfermedades sexuales, el miedo o la vergüenza hacen muy difícil tener un control de cuánta gente sufre este trastorno ya que se cree que muchos lo sufren en silencio.

 

(Fuente: ABC)