20120824210650-huracan-trayectoria.jpeg


24/08/2012 15:02:55

 

Las seis provincias cubanas, donde viven casi cinco millones de personas, fueron puestas en alerta este viernes ante la inminente llegada de la tormenta tropical Isaac, que puede convertirse en huracán, para atenuar el impacto de lluvias que pueden causar inundaciones.

 

Cuba puso en marcha el jueves un dispositivo diseñado con fines de defensa (resistir una eventual invasión estadounidense) que emplea en caso de fenómenos naturales, que le ha permitido minimizar el número de víctimas por huracanes en años anteriores.

En su nota informativa número dos sobre Isaac, la Defensa Civil declaró alerta en las seis provincias orientales de la isla, que abarcan el 47% del territorio y vive el 42% de sus habitantes: Camagüey, Las Tunas, Holguín, Granma, Santiago de Cuba y Guantánamo.

El alerta implica algunas evacuaciones preventivas y asegurar personal y equipamiento de emergencia, así como llamados a la población a acopiar alimentos y agua potable, preservar bienes y viviendas, proveerse de medios de alumbrado, cocción de alimentos y purificación de agua.

«La lluvia es el elemento peligroso», explicó el meteorólogo José Rubiera.

Otras cinco provincias centrales —Matanzas, Villa Clara, Cienfuegos, Sancti Spiritus y Ciego de Ávila—, fueron puestas en «fase informativa» ante Isaac, por lo que también deben tomar algunas medidas preventivas.

Además de la limpieza de desagües, azoteas y drenajes, en estas provincias se enviarán brigadas médicas a lugares que pueden quedar aislados por las lluvias y se prepararán escuelas que pueden servir de albergue en caso de evacuación.

En el campo se debe trasladar el ganado a lugares altos y recolectar las cosechas que, a punto de maduración, pueden ser dañadas por inundaciones.

La tormenta tropical Isaac seguía aumentando su fuerza este viernes mientras se acercaba a la isla la Hispaniola que comparten República Dominicana y Haití, pero amenazaba con convertirse en huracán sobre esta última nación, advirtió el Centro Nacional de Huracanes estadounidense (CNH) en su informe de las 15H00 GMT.

Apenas 80 km separan a Haití de la costa cubana.

«En la trayectoria pronosticada, el centro de Isaac (...) se moverá cerca o sobre el área central y este de Cuba el sábado y domingo», agregó el CNH.

En las seis provincias orientales cubanas, que abarcan casi 52.000 km/2 (47% del territorio), viven 4,75 millones de personas (42%) de los 11,2 millones de habitantes de la isla.

De las provincias centrales en «fase informativa», Matanzas es la más cercana a La Habana (está a 110 km), mientras que Camagüey (a 533 km) es la más próxima de las que están en alerta.

Por ahora no se prevén efectos en La Habana, aunque podría llover, algo que no es inusual en época de verano (boreal).

Pese a los perjuicios que puede provocar, las lluvias de Isaac también tendrán un efecto positivo en el oriente de Cuba, que sufría una sequía que mantiene a algunos embalses en un tercio de su capacidad.

Cuba cuenta con un dispositivo de emergencia a nivel nacional, provincial y municipal reconocido internacionalmente, gracias al cual los tres huracanes que azotaron Cuba en 2008, causando pérdidas de 10.000 millones de dólares, sólo dejaran siete muertos, cifra ínfima en comparación con otras naciones de la cuenca del Caribe.