20120811011346-china-salva-ninos.jpg

 

 

10/08/2012 19:03:42

 

La reciente difusión de la historia de Lou Xiaoying, una mujer que durante los últimos cuarenta años salvó a docenas de bebés abandonados en las calles, ha atraído elogios de quienes consideran su accionar como heroico. 

 

En un artículo del diario británico Daily Mail, publicado el 30 de julio, Lou Xiaoying, de 88 años, señaló que «estos niños necesitan amor y cuidado. Ellos son preciosas vidas humanas. No entiendo cómo la gente puede dejar a un bebé tan vulnerable en las calles». 

Lou ha dedicado su vida a reciclar basura. Un día, en 1972, encontró una bebé abandonada recostada sobre la basura, en la calle. 

La niña «habría muerto si no la hubiéramos rescatado y llevado», dijo. Mientras ella y su esposo vieron a la bebé crecer, ella se dio cuenta de que tenía «un amor real para cuidar niños». 

Lou, que tiene una hija biológica, ha rescatado más de 30 bebés. Ella y su esposo, que murió hace 17 años, criaron cuatro de los niños abandonados, y ayudaron al resto a encontrar un hogar. 

«Me di cuenta de que si teníamos la fuerza suficiente para recoger basura, cómo no podríamos reciclar algo tan importante como vidas humanas», recordó. 

Su hijo adoptivo más joven, un niño llamado Zhang Qilin, estaba en un cubo de basura cuando ella lo encontró. A pesar de que tenía 82 años, decidió llevarlo, dándole un nombre chino que significa precioso y excepcional. 

«Incluso a pesar de que me estaba volviendo vieja, no podía simplemente ignorar al bebé y dejarlo morir en la basura. Él se veía tan dulce y necesitado. Tenía que llevarlo a casa conmigo», dijo. 

Lou explicó que ella lo llevó a su vivienda, «una casa muy pequeña y modesta, en el campo», y lo curó. Hoy, su otro hijo la ayuda a cuidar al pequeño de 7 años, «un niño floreciente, que es feliz y saludable». 

De acuerdo al Daily Mail, Lou es muy respetada como «una heroína local» en la comunidad, que salva a niños. 

 

(Fuente: ACI/EWTN Noticias)