20120722071346-daiquiri.jpg


 

22/07/2012 1:08:44

 

Se emplearon 88 botellas de ron blanco y 12 batidoras. En el brindis se utilizaron 1.466 copas. Los protagonistas intentan entrar a los récords Guinnes.

 

Unos 30 cantineros y sus ayudantes trabajaron la mañana de este sábado para elaborar el daiquirí más grande del mundo, «doble y sin azúcar», como homenaje al 113 aniversario del natalicio del escritor estadounidense Ernest Hemingway y los 195 años del bar-restaurante El Floridita de La Habana, sede de la demostración que pretende un récord Guinnes.

Para la preparación del gigantesco coctel  los empleados se turnaron durante 33 minutos detrás de 12 batidoras.

Subidos en sillas a ambos lados de la enorme copa de capitel triangular, típica del daiquiri, dos empleados fueron vertiendo las jarras de batidoras entregadas por afanados cantineros ante un público que colmó la instalación y curiosos que siguieron las incidencias por una pantalla colocada en la calle.

Cuando la gran copa se rebosó, todos cantaron «feliz cumpleaños» a Hemingway, y comenzó el brindis con las 1.466 copas elaboradas, en las cuales se emplearon 88 botellas de ron.

Elaborado con hielo frappé, ron blanco, limón, azúcar y un toque amargo de marrasquino, el daiquiri debe su nombre -según historiadores- a una playa de Santiago de Cuba (sudeste), por donde desembarcaron los marines norteamericanos en 1898.

Fatigados por el calor tropical, los soldados elaboraron la bebida sin la sofisticación del hielo frappé. Hemingway la llevaba en un termo cuando salía a pescar en su yate El Pilar, según biógrafos.

El Daiquiri o Daiquirí (que es como se conoce en Cuba a esta bebida) es un tipo de cóctel hecho a partir de ron blanco y zumo de limón criollo o lima. Existen otras variantes, pero la que verdaderamente ha ganado fama internacional es la mezclada en uno de los bares más famosos del mundo, el Floridita, en La Habana.

Conocido como «La Piña de Plata» en sus orígenes, el bar-restaurante abrió el 6 de julio de 1817, la revista estadounidenses Esquire lo incluyó en 1953 entre los siete bares más famosos del mundo y aspira a lograr en la actualidad la categoría de Cinco Tenedores.

En el Floridita laboran 55 empleados, de ellos 18 mujeres, y cuenta con dos ganadores del concurso Habanosommelier internacional (maridaje de bebidas, comidas y habanos): Zudlay Nápoles y Orlando Blanco, este último maitre de la casa.

Este también es un restaurante de famosos, pues por sus salones, especializados en mariscos y con una buena carta de habanos, han pasado Giorgio Armani & Ornella Mutti, Imanol Arias, Jean Michel Jarré, Matt Dillon, PierreTurner-Fonda, Pierce Brosnan,  Kate Mosse,  Naomi Campell,  Compay Segundo,  Ana Belén y Víctor Manuel, Fernando Campoamor, Paco Rabanne, Nicholson, Fito Páez, Jean Paul Belmondo  y Dany Glober, entre otros famosos.