20120510083731-industriales.jpg


 

10/05/2012 2:33:24

 

Lo esperaba, Industriales es un hueso duro de roer, y esta vez sacó a relucir su casta de león y derrotó a Matanzas 6 carreras por 2 en el inicio de las semifinales de la Serie Nacional, en partido que tuvo por sede al estadio Victoria de Girón yumurino.

  

Que Víctor Mesa haga acopio de todas sus mañanas, porque las carreras que a la postre resultaron decisivas cayeron en el mismo episodio inicial, cuando el abridor Jorge Martínez aún no había podido conseguir un out. Eso, porque después de hits consecutivos de Irait Chirino y Juan Carlos Torriente, Rudy Reyes envió la Mizuno a las tribunas del jardín izquierdo. 

Me podrá decir que los Cocodrilos no bajaron los brazos pese a la temprana desventaja y a la presencia del estelar Odrisamer Despaigne en la lomita adversaria. Así, descontaron una en el primero por hit impulsor de Garlobo, y fabricaron otra en el segundo mediante una rolata de Manuel Benavides que encontró a Santoya en la antesala. Cierto. 

Mucho cuidado, porque los azules exprimieron al máximo la tensión del desafío, y ayudados por dos errores de la defensiva matancera, pisaron par de veces el home plate en el cuarto capítulo. 

Que se detenga en estudiar a Odrisamer, quien  volvió a ser el pitcher dominante que ha sido en los últimos tiempos, y solo abandonó el montículo faltando un out solitario, que Vargas le encomendó al joven Julio Montesino. Por el box oponente, mientras tanto, desfilaron seis serpentineros, entre ellos varias cartas importantes de la escuadra, como son los casos de Yoanni Yera, Joel Suárez y Félix Fuentes. 

En el orden estadístico, Industriales pegó una docena de hits, incluidos tres dobles y un jonrón, al tiempo que Matanzas sonó diez, con un tubey. Rudy, con cuatro empujadas, llevó el peso ofensivo de los visitantes, y Guillermo Heredia fue el único pelotero local que firmó más de un imparable. 

Nunca he visto un Discovery de cocodrilos comiéndose leones, al no ser muertos. Y eso va a costar trabajo. No es lo mismo tragarse naranjas que al Rey de la Selva, con melena y todo. 

Esperemos el desafío de hoy, en el mismo escenario. Los capitalinos enviarán al volcán de los martirios al zurdo Ian Rendón, y la tropa de casa, casi seguramente, dependerá del diestro Yohan Hernández.