20111209050854-sagua-la-grande.jpg

 

12/2011 23:03:51

 

El centro histórico de Sagua la Grande fue declarado esta semana con la distinción de Monumento Nacional.  Es el tercero de Villa Clara que obtiene esa notoriedad. La parte considerada Monumento Nacional tiene sus límites en las calles Máximo Gómez, Luz Caballero, Libertadores y Enrique José Varona. Con anterioridad los perímetros céntricos de San Juan de los Remedios y del Parque Vidal, en Santa Clara, consiguieron similar distinción. 

 

Resaltan allí los valores patrimoniales, de conservación arquitectónica y paisajística existentes en 32, 07 hectáreas ubicadas en la parte urbana y más antigua de una localidad surgida el 8 de diciembre de 1812, según precisión del historiador Antonio Miguel Alcover y Beltrán. 

Con anterioridad los perímetros céntricos de San Juan de los Remedios y del Parque Vidal, en Santa Clara, consiguieron similar distinción, al razonarse como parte de los territorios más vetustos y atesoradotes de una heredad histórica que se extiende hasta nuestros días. 

La parte considerada Monumento Nacional tiene sus límites en las calles Máximo Gómez, Luz Caballero, Libertadores y Enrique José Varona, franjas en las cuales se localizan la terminal ferroviaria, la antigua cárcel pública, el puente El Triunfo, el colegio de los Jesuitas,  las iglesias del Sagrado Corazón y de la Purísima Concepción de Nuestra Señora. 

En su peculiaridad resaltan edificaciones que caracterizan el despunte de las cualidades del neoclásico, ecléctico, moderno, y de art nouveau, presente  en el otrora Palacio Arenas, construido en 1918 con despliegues decorativos hacia el interior o el exterior del inmueble familiar. 

También en el lugar se aprecian las edificaciones originales del Casino Español, los hoteles Sagua y Telégrafo, así como los inmuebles fundacionales para The Royal Bank of Canada, The City Bank of New York,  la Villa de Paris y la antigua vivienda del Conde de Casa Moré. 

El cinturón patrimonial tiene tres de las más reveladoras plazas de la localidad, ubicadas en las nombradas por la Libertad, Independencia y el Mausoleo de los Mártires, surgidas todas en 1902, fecha en que se fomentaron vigentes atributos naturales de árboles maderables y frutales. 

El caudaloso río Sagua la Grande afirmó desde ahí las particularidades de un paisaje urbano que desde 1849 abrazó un trazado de retícula octogonal propio de una ciudad con abundancia de estilos arquitectónicos adquiridos desde mediados del siglo antepasado. (Fuente: Vanguardia /Luis Machado Ordetx)