20111205114550-artico-glaciales.jpg

 


 05/12/2011 5:37:41 

 

La actual disminución de los hielos marinos es la mayor en más de mil años. En 19 años más, la capa de hielo podría desaparecer en verano. Hubo períodos en que la cobertura de hielo marino también disminuyó, pero nunca tanto como en el período reciente. Falta profundizar más en la prehistoria del mar glacial ártico para confirmar que el deshielo actual no tiene precedentes. 

 

Esta conclusión surge de la más completa reconstrucción del avance y retroceso de esa masa polar que se ha hecho hasta ahora según un estudio que publicó la revista Nature. 

Según el artículo una variación tan radical como la que se observa en la actualidad no se ha producido anteriormente de manera natural. En cambio, estaría vinculada con el calentamiento global generado artificialmente por la actividad humana. 

El autor principal del estudio, es el canadiense Christophe Kinnard, quien según afirma es la primera vez que se hace una reconstrucción paleoclimática del Ártico enfocada en los hielos del mar: 

«Antes se habían hecho varios estudios, pero sólo en un punto del Ártico se habían sacado testigos de hielo. Esta vez las muestras fueron obtenidas en Canadá, Groenlandia, Alaska y la zona submarina frente a Rusia», argumenta Kinnard. 

«Observamos que los hielos nunca llegaron a reducirse tanto como ahora. En los últimos 10 años ha alcanzado la disminución mayor en los últimos 200 años. Hubo períodos en que la cobertura de hielo marino también disminuyó, pero nunca tanto como en el período reciente», señala el investigador canadiense. 

De acuerdo con Kinnard, «esto confirma con evidencia histórica otros estudios que usan modelos matemáticos y que proyectan que para 2030 o antes, la capa de hielo podría desaparecer casi por completo durante el verano. 

Sin embargo, reconoce que todavía falta profundizar más en la prehistoria del mar glacial ártico para confirmar que el deshielo actual no tiene precedentes. Ya hay científicos trabajando en la obtención de sedimentos del mar que podrían entregar datos sobre tiempos mucho más antiguos.

 

(Fuente: Revista Nature)