20111122042123-147938367.jpg

 

 

21/11/2011 22:16:19 

 

La Duma de Estado (cámara baja del Parlamento ruso) tiene previsto debatir y aprobar el proyecto de Ley sobre el aumento de accisas del tabaco. Los expertos consideran que el precio del tabaco no subirá para el año 2015 tanto como en Europa, aunque éste es el objetivo fijado la Estrategia Nacional Antitabaco.

 

El aumento de accisas es una de las herramientas clave en la lucha contra el tabaquismo. De acuerdo con los cálculos de los investigadores de la Escuela de Economía de Rusia, el aumento del precio del tabaco de un 10% reduce un 2-3% su consumo a nivel nacional.

En la actualidad, en Rusia, de acuerdo con un informe del Centro de estudios económicos y financieros de la Escuela de Economía, la accisa de una cajetilla de cigarrillos es de 7,2 rublos (0,25 dólares), mientras que en la Unión Europea el impuesto mínimo es de 55 rublos (1,8 dólares). La accisa constituye un 25% del precio de una cajetilla de cigarrillos, mientras que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que sea entre el 65% y el 70% y esta recomendación suele servir de referencia para Europa.

Los expertos de la Escuela de Economía de Rusia están seguros de que el aumento de las accisas, según lo previsto por la Estrategia Antitabaco, además de salvar la vida y la salud de millones de ciudadanos, permitirá al Estado recaudar cerca de 750.000 millones de rublos (25.000 millones de dólares) al año.

Sin embargo, los funcionarios no están de acuerdo con tal juicio. «Cuando estamos comparando el nivel de accisas en Rusia y otros países, no nos deberíamos olvidar del nivel de ingresos de la población», explica Nina Nechiporuk, alto cargo en el Ministerio de Finanzas de Rusia. Señala también que «los ingresos de los ciudadanos rusos son considerablemente más bajos que en la Unión Europea».

Los estudios sociológicos no confirman los temores de los funcionarios. De acuerdo con una encuesta del Centro de Estudios de la Opinión Pública de Rusia, el 46% de los rusos respalda el aumento de accisas hasta el nivel europeo, el 21% de los fumadores se muestran dispuestos a dejar de fumar en caso del aumento de los impuestos y el 23% de los encuestados declararon que fumarían menos. 

Otro argumento a favor de no apresurarse a elevar las accisas es que su aumento hará que los fabricantes y los vendedores de cigarrillos empiecen a actuar de manera ilegal.

No obstante los cálculos de los expertos hablan a favor del aumento de los impuestos , y algunos dudan de que los volúmenes del contrabando puedan alcanzar el 20% del mercado porque se trata de 100.000 millones de cigarrillos al año.

Existe también la otra cara de la moneda. En el mundo hay muy pocos países donde las empresas que venden tabaco tengan un margen de beneficio tan grande como en Rusia. De modo que se buscarán todo tipo de argumentos en contra del aumento de las accisas.

 

(Fuente: RIA / Novosti)