20110611053717-6.cafe-mezclado.jpg


 

10/06/2011 11:33:14 PM

 

La reaparición del café mezclado en la red de bodegas en sustitución del café puro, ha suscitado diversos comentarios en la población. Algunas personas han asimilado el cambio sin contratiempos, mas quienes gustamos de tomar la infusión bien concentrada, tenemos dudas acerca de la calidad del producto. 

 

En una pesquisa realizada sobre los inconvenientes del café mezclado, una parte de los encuestados ha manifestado que en el proceso de colado, la cafetera no filtra totalmente o demora en hacerlo, y el fusible del recipiente donde se almacena el agua emite un «chiflido», y deja escapar el vapor. 

No da detalles la colega que redacta la información publicada en Vanguardia web  acerca de las características de la muestra ni a cargo de quien corrió la pesquisa, aunque imagino fuera realizada a una cantidad representativa de consumidores. 

Según explican especialistas de la industria, esta cumple de manera rigurosa con los parámetros de calidad establecidos en la norma de especializaciones NE-1 de 2011, para la producción del café mezclado, que se elabora con un 50 % de café robusta e igual porcentaje de chícharo. Cada etapa del proceso productivo es monitoreado y sometido a varios análisis en el Laboratorio de Calidad, entre ellos, el de masa neta (peso del sobre), estipulado en 115 gramos, ± 

Pero una «cosa» son las normas y otra las violaciones durante el proceso productivo, donde puede ocurrir acciones delictivas, como en ocasiones se han denunciado. ¿Acaso no ocurren en el picadillo de soya, que es más soya y pellejo que carne? 

Cierto que en Santa Clara, la torrefactora ajustó su tecnología de 11 años de explotación, concebida desde un principio para la elaboración de este tipo de café. 

Entonces no va a quedar más remedio a los consumidores que ajustar también nuestras cafeteras, o volver al viejo jarro y al colador de tela. ¡Entonces sí que la infusión sabrá a rayo!, pues como vemos la fabricación de la mezcla es «impecable».

 

(Fuente: Periódico Vanguardia /Idalia Vázquez Zerquera)