20110331070258-7.g-fukuhimmam.jpg

 

31/03/2011 12:52:49

 

El primer ministro japonés, Naoto Kan, reconoció que la situación en la dañada central nuclear de Fukushima es imprevisible.  El hallazgo de plutonio es altamente tóxico y constituye un un indicio de una cierta proporción de barras nucleares fusionadas.

 

La empresa administradora de la instalación, la energética TEPCO, señaló sin embargo que la cantidad de plutonio medida es mínima y que no entraña peligro para los seres humanos. El índice es similar al hallado en Japón en décadas anteriores tras pruebas atómicas, según la empresa, indicó DPA. 

Un portavoz de TEPCO se esforzó también por calmar a la opinión pública por la crisis en Fukushima. En la planta no se ha registrado aún el «peor» escenario posible, señaló Yoshimi Hitosugi en declaraciones al canal de noticias alemán N-TV, y aseguró que la compañía intenta evitar por todos los medios la emisión de radiactividad al medio ambiente. 

«No puedo todavía estimar cuánto durará esta situación, pero primero debemos asegurarnos de poner la central bajo control», dijo. 

La agencia de noticias Kyodo citó además declaraciones del ministro de Política Nacional, Koichiro Gemba, según las cuales el gobierno considera la posibilidad de nacionalizar TEPCO. Edano, sin embargo, sostuvo que no se está discutiendo la opción. 

Según Kyodo, los especialistas no tienen suficientes depósitos para bombear el líquido en los reactores 2 y 3. El agua alcanzó por momentos un metro de altura en las casetas de turbinas de cuatro de los seis reactores de Fukushima I. 

Sacar el líquido acumulado en las instalaciones es actualmente la principal tarea para poder restablecer el suministro eléctrico y poner en marcha las bombas automáticas. Los técnicos tuvieron que utilizar una bomba de cemento y aparatos de los bomberos para el bombeo durante las últimas semanas tras la avería de los sistemas de refrigeración. Al menos 19 trabajadores han sufrido radiaciones hasta ahora. 

En Corea del Sur, en tanto, el instituto para seguridad nuclear midió bajas cantidades de yodo 131 radiactivo en la atmósfera. Los expertos surcoreanos estiman que la sustancia procede de Fukushima.

 

 (Fuente: DPA /El Universal/México)