20110118151820-2la-iglesia-catolica-reconoc.jpg

18/01/2011 9:16:37

 

El Vaticano podría haber encontrado el «milagro» que necesitaba para llevar al Papa Juan Pablo II un paso más cerca de la santidad, en la curación de una religiosa que padecía del mal de Parkinson, la misma enfermedad que afectó al Sumo Pontífice en vida. La curación es inexplicable en términos médicos.

El monseñor Slawomir Oder, encargado de promover la causa para declarar santo al Papa, dijo el lunes a Reuters que una investigación sobre la curación aclaró las indagaciones iniciales de los médicos.

Oder sostuvo que una monja «relativamente joven», que según dijo no podía identificar por el momento, se curó de manera inexplicable del mal de Parkinson después de rezar a Juan Pablo II tras su muerte, ocurrida el 2 de abril.

«Yo estaba conmovido», dijo Oder en una entrevista telefónica. «Pensar que esta fue la misma enfermedad que destruyó al Santo Padre y que también detuvo a esta pobre monja de llevar a cabo su labor».

Juan Pablo II sufrió el mal de Parkinson durante la última década de su vida. Su cuerpo temblaba mucho y no podía pronunciar sus discursos ni controlar sus músculos faciales.

«Para mí, esta es otra señal del ingenio de Dios», señaló, y agregó que la religiosa trabajaba con niños.

Oder dijo que los investigadores de la iglesia comenzarían indagaciones más formales y detalladas respecto a la supuesta cura milagrosa.

El proceso que podría desembocar en la santidad de Juan Pablo II que comenzó en mayo, cuando la archidiócesis de Roma publicó un editorial pidiendo a los católicos que presentaran pruebas «a favor o en contra» de la reputación de santo de Juan Pablo II.

Se requiere de un milagro probado y ocurrido después de la muerte de Juan Pablo II para que la causa avance hacia la beatificación.

El milagro debe ser resultado de oraciones que rogaron al Papa fallecido que interceda ante Dios. Usualmente, los milagros son sanaciones físicas que los doctores no pueden explicar.

Para acceder a la santidad después de la beatificación se necesita otro milagro.

Oder afirmó que su despacho ha recibido numerosos mensajes de fieles de todo el mundo, que afirman que obtuvieron lo que querían después de rezar a Juan Pablo II después de su muerte.

 

(Fuente: Reuters/20minutos.es/ Philip Pullella)

Otros artículos relacionados