20101130040228-pinturas-de-tony-guerrero.jpg

29/11/2010 22:00:37

Desde su celda en Estados Unidos, sigue asombrando al mundo por intermedio de la creación artística. De nuevo  su talento y mano de artista, el Héroe injustamente prisionero del Imperio, Miembro de Honor de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), logra  sobreponerse a la hostilidad del régimen penitenciario e incursionar con elegancia y buen gusto en vertientes como la plástica y la poesía. Tres nuevas pinturas suyas circulan por el ciberespacio, gracias a la gentileza de Manuel López, su entrañable amigo de pupitre en la etapa preuniversitaria.

No porque transcurra el tiempo merma la fuerza visual de su camisa colgada en la pared: excelente pintura donde el realismo y naturalidad en los pliegues del tejido se complementan con una sentencia escrita, de gran emotividad e impacto: «Un día mi camisa de preso se quedará ahí colgada».

Igual interés han despertado, en Cuba y en diversas partes del mundo, sus retratos de patriotas cubanas, la reproducción de personalidades a partir de imágenes captadas por el fotógrafo norteamericano Bill Hackwell, las pinturas de aves endémicas de Cuba y de otros animales, como los felinos de la selva, nacidos bajo el paciente trazo del autor el pasado año.

«La cárcel puede arrancarte la libertad —expresó para los lectores de Bohemia en septiembre de 2008— pero no te puede quitar el derecho de soñar, de pensar, de tener libres las ideas.»

Soy dichoso por este silencio —reiteró en uno de sus mensajes a principios del actual año— cuando puedo escucharme a mí mismo / sin que nada me turbe de afuera / sin que el tiempo me busque y me encuentre.

Y ahí, en esa extraordinaria capacidad de Antonio Guerrero para concentrarse en sí mismo, radica la fuente a donde acude minuto a minuto el mundo exterior para tomar forma concreta en trazos, en versos, en prosa, en epístola… porque sencillamente, tal y como asegura en su poema titulado «Habrá más poesía»: Yo tengo lo que engendra / la armonía: ¡Tengo Amor!

(Fuente: Cubaperiodistas/ Pastor Batista Valdés)