20101106030639-cut.jpg

05/11/2010 11:25

Numerosas muestras de solidaridad a través de las redes sociales se conjugan con nuevos detalles acerca del accidente de aviación ocurrido al anochecer de este jueves en las proximidades de la central ciudad cubana de Sancti Spíritus, en el que perdieron la vida las 68 personas que viajaban de Santiago de Cuba a La Habana.

Entre los mensajes sobresale el del jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, quien expresó sus condolencias al presidente de Cuba, Raúl Castro, a quien manifestó la total disposición del país ibérico para aportar cuanta ayuda pueda resultar necesaria.

Medios internacionales dan cuenta a esta hora que el Gobierno de Argentina enviará un avión a la mayor de Las Antillas para repatriar los restos de los nueve argentinos fallecidos en el desastre, en el que esa nación suramericana resultó la segunda con mayor número de víctimas después de Cuba.

La agencia española EFE refiere que «La presidenta Cristina Fernández ordenó que preparáramos un avión para traer a las víctimas de la aeronave cubana», según destacó el canciller argentino, Héctor Timerman, en un mensaje difundido en la red social Twitter.

«Es un momento de mucho dolor. Sólo esperamos poder asistir adecuadamente con todos los trámites a las familias de las víctimas», dijo la embajadora de Argentina en Cuba, Juliana Marino a radio La Red, de Buenos Aires, de acuerdo con el reporte de la agencia española.

La propia fuente da cuenta que el presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, envió este viernes un mensaje al Gobierno y al pueblo de Cuba en el que muestra sus condolencias por la muerte de 68 personas en el accidente de un avión de la compañía Aerocaribbean.

En el avión siniestrado viajaban 40 cubanos, entre ellos siete miembros de la tripulación, y 28 ciudadanos extranjeros de diez nacionalidades: nueve argentinos, siete mexicanos, tres holandeses, dos alemanes, dos austríacos, un español, un francés, un italiano, un japonés y un venezolano.

Una comisión de expertos del Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba (IACC) labora en la zona donde ocurrió el desastre aéreo de este jueves e inició las investigaciones correspondientes con vistas a esclarecer las causas de la tragedia.

Una nota suscrita por el propio IACC a la que tuvo acceso Escambray esta mañana confirma asimismo que en el lugar del siniestro se continúa laborando en el rescate de los cadáveres, los cuales están siendo enviados hacia el Instituto de Medicina Legal, en Ciudad de La Habana, donde existen condiciones para su identificación.

En el desastre aéreo ocurrido en la zona de Mayábuna, cercana al poblado de Guasimal, en el municipio de Sancti Spíritus, no se reportan hasta ahora sobrevivientes y según rescatistas y autoridades que se mantienen en el sitio la posibilidad de vida entre los pasajeros y tripulantes ya ha sido descartada.

Autoridades locales y vecinos de las comunidades de Mayábuna y Vanguardia, cercanas al sitio del accidente relataron que tras unos movimientos bruscos en el aire, la aeronave, un ATR-72-212, de la línea aérea cubana Aerocaribbean S.A., se precipitó de inmediato a tierra y acto seguido se incendió.

 

(Fuente: Escambray/ Humberto Concepción Toledo)