20101005085605-sismo-en-oriente-cubano.jpg

05/10/2010 0:38:14

El fenómeno geológico número 40 perceptible del presente año, registró una magnitud de 5.1 en la escala de Richter, y fue localizado en las coordenadas 19,86 Latitud Norte y los 75.52 Longitud Oeste, a un kilómetro al sur-sureste de Playa Cazonal, con una profundidad de 25 kilómetros.

La nueva tecnología instalada en la Red de Estaciones Sismológicas de Cuba permitió a los especialistas del Observatorio Geodinámico detectar y analizar inmediatamente el temblor. Este es el primer evento telúrico procesado mediante el nuevo equipamiento, ubicado en las ocho estaciones de banda ancha y en dos telemétricas.

La novedosa técnica forma parte de un convenio entre Cuba y China, y posee un sistema de Primer Mundo probado con muy buena efectividad en varios países. Permite realizar novedosas investigaciones de la estructura interna de la tierra. La información inmediata y precisa sobre los movimientos de tierra, mejora la calidad y amplitud de las investigaciones.

Los especialistas del Observatorio Geodinámico continúan trabajando intensamente en el procesamiento de los datos relacionados con el evento, al cual han sucedido alrededor de 30 réplicas no perceptibles.

El año 2010 se ha caracterizado por una elevada actividad sísmica, con énfasis en la zona de Baconao, donde la liberación de energía es elevada y se han registrado dos temblores mayores de cinco en este período, atribuibles a las sacudidas acontecidas en Haití, en enero pasado.

Normalmente en Cuba se reportan alrededor de 15 eventos perceptibles en el año. Hasta el momento, el sismo más fuerte se registró el 20 de marzo, con una magnitud de 5,6 grados en la escala de Richter. El de ayer provocó grietas en viviendas y derrumbes parciales de edificios en Santiago de Cuba.

(Fuente: AIN /Periódico Sierra Maestra)