20101003080418-4.-alape-mono-yojoy-copia.jpg

03/10/2010 1:47:06

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) designaron a Félix Antonio Muñoz Lascarro, alias «Pastor Alape», como sucesor del comandante Víctor Julio Suárez, alias «Mono Jojoy», muerto la semana pasada en una operación del Ejército.

El comandante «Pastor Alape» es nuevo integrante pleno del Secretariado del Estado Mayor Central, se lee en el comunicado publicado en su página por el grupo miliciano, y reproducido por Europa Press.

Asimismo, anunciaron que el Bloque Oriental pasa a llamarse Bloque Comandante Jorge Briceño, como era también conocido el «Mono Jojoy», informa el diario colombiano El Espectador.

Los dirigentes de la guerrilla informan de la muerte de «Mono Jojoy» con «profundo dolor, con el puño cerrado y el pecho oprimido de sentimiento».

«Junto a él cayeron otros nueve camaradas a quienes también rendimos nuestro sentido homenaje», añaden. Las fuentes oficiales habían señalado que las bajas de la operación rondaban la veintena.

Por otro lado, el Bloque Oriental estará a partir de ahora en manos de Mauricio Jaramillo alias «El Médico», cuyo nombre real es Wilson Valderrama Cano.

«Pastor Alape» era hasta ahora el jefe del Bloque Magdalena Medio. Estados Unidos le acusa de ser uno de los principales proveedores de cocaína de esa región del centro de Colombia, de hecho el Departamento de Estado ofrece una recompensa de 2,5 millones de dólares por cualquier información que dirija a su captura.

«Una vez más, como desde hace 45 años lo hemos manifestado, reiteramos nuestra disposición a buscar la solución política del conflicto que logre abrir caminos de convivencia atacando y superando las causas que lo generan», añaden las FARC en el comunicado.

No obstante, matizan que el diálogo no puede estar condicionado «a unas exigencias unilaterales e inamovibles» pues entienden que la historia ha puesto de manifiesto que «todo lo que logran es dificultar cualquier intento de acercamiento».

Por último, repiten que no se doblegarán porque pérdidas como las de «Mono Jojoy» los estimulan a continuar adelante con mayor ahínco como homenaje a su memoria.

(Fuente: La Tribuna-Honduras)