20100920222136-paparazzi2-baja.jpg

20/09/2010 16:18:19

Una nueva ley en California que busca mandar a prisión a los paparazzi que persiguen agresivamente a las celebridades de Hollywood ha originado un debate sobre los límites a la libertad de prensa. La medida fue sancionada en ambas cámaras de la Asamblea estatal, a pesar de las objeciones de la Asociación de Editores de Periódicos de California y de la Asociación de Transmisores de Radio y Televisión de California, quienes destacan que los periodistas se trasladan a lugares donde ocurre una noticia con la misma velocidad con que los paparazzi asedian a sus presas.

La ley 2479 impone una multa de hasta US.000 o pena de un año de prisión a cualquier persona que conduzca un vehículo de forma temeraria para lograr fotos o videos de sujetos famosos y con fines comerciales.

Aunque anteriormente ya se habían tomado medidas para controlar a los fotógrafos que andan tras los pasos de los famosos, esta nueva ley eleva a delito menor, en lugar de infracción, la violación de normas viales durante la búsqueda de imágenes o cualquier intento de interferir en la operación de un vehículo de una figura conocida.

Los defensores de la nueva ley, impulsada por una consulta popular conocida como Iniciativa Reforma Paparazzi y apoyada por algunas superestrellas como las actrices Jennifer Aniston y Reese Witherspoon, consideran que la agresividad de los paparazzi al perseguir a las celebridades amenaza la seguridad de los californianos.

Nos hemos opuesto a casi todos los intentos de limitar a los paparazzi porque las medidas han sido elaboradas de forma muy torpe a lo largo de los años.

«Algunos artistas temen que un día ocurra un terrible accidente», señaló la legisladora Karen Bass al presentar el proyecto de ley a principios de año. «No es un intento de regular a la prensa».

Pero la Asociación de Editoriales de Periódicos de California (CNPA por sus siglas en inglés) argumenta que la medida podría obstaculizar la labor de periodistas y reporteros gráficos en tránsito a escenas de emergencia.

«Nos hemos opuesto a casi todos los intentos de limitar a los paparazzi porque las medidas han sido elaboradas de forma muy torpe a lo largo de los años», dijo a BBC Mundo Jim Ewert, consejero legal de la CNPA.

«Creo que (la ley) no podrá sobrevivir bajo el escrutinio constitucional», agregó el abogado.

Los dueños de periódicos también destacaron que ya existen leyes que permiten el sometimiento a la justicia de las personas que conducen temerariamente.

Pero Ewert advirtió que la nueva medida contiene un par de cláusulas que podrían tener un efecto «escalofriante» sobre los reporteros gráficos.

«El lenguaje es tan amplio que si un fotógrafo va camino a cubrir un evento y tiene su cámara consigo y trata de capturar una imagen y ocurre que se aproxima a otro vehículo, podría ser sujeto a penalidades simplemente por haber participado en una actividad legal», añadió el experto.

La ley, que fue aprobada el pasado 31 de agosto en el decimotercer aniversario de la muerte de la Princesa Diana cuando su auto era perseguido por fotógrafos en París, ahora necesita la firma del gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, para ser promulgada.

(Fuente: BBC Mundo)