20100908065708-periodismo-investigacion.jpg

El periodismo de denuncia en los medios tradicionales está en declinación en Estados Unidos, mientras que el periodismo de investigación sin fines de lucro está haciendo lo mejor que puede para llenar el vacío, según reportó un nuevo artículo en American Journalism Review (AJR).

Por ejemplo, la membresía de Reporteros y Editores de Investigación cayó a 3.695 en 2009, su punto más bajo en una década, desde los 5.391 miembros registrados en 2003, de acuerdo con AJR. También, el número de postulaciones a los Premios Pulitzer en la categoría de periodismo de investigación se redujo en un 40 por ciento.

Ingresos decrecientes por publicidad y redacciones cada vez con menos personal también ha significado menos recursos y reporteros dedicados a investigar historias, añadió AJR. Sin embargo, el artículo destacó que «hay un punto brillante en el horizonte: el surgimiento de medios sin fines de lucro comprometidos con el periodismo de investigación».

Por ejemplo, ProPublica; el Centro para la Integridad Pública en Washington, D.C.; el Centro para el Periodismo Investigativo en Berkeley, y varias operaciones locales como Texas Watchdog, están cubriendo las historias más candentes.

Esto no significa que los medios tradicionales hayan abandonado por completo la práctica del periodismo de investigación. El Washington Post, por ejemplo, publicó recientemente »«América Ultrasecreta», un proyecto de dos años que investigó la comunidad de inteligencia en Estados Unidos.