20100726070957-vertuido-tras-la-tormenta-t.jpg

Aunque «Bonnie» provocó retrasos, podría tener un «efecto positivo» al contribuir a limpiar algunas playas. Los barcos que trabajan en la limpieza y contención del vertido de BP en el Golfo de México han comenzado a regresar al lugar del derrame, tras haber sido evacuados la madrugada del viernes ante la llegada de la tormenta tropical «Bonnie». El incidente podría retrasar hasta 10 días las labores de contención del vertido.
La evacuación se hizo para garantizar la seguridad del personal que trabaja en la zona, pese a que finalmente «Bonnie» fue perdiendo fuerza paulatinamente y cuando llegó al lugar del derrame había sido degradada a categoría de depresión tropical.

El almirante Thad Allen, coordinador estadounidense de la lucha contra el vertido, explicó que los buques aún tardarán unas 24 horas en llegar hasta las aguas donde se encuentra el pozo dañado. Según Allen, «si se suma todo, probablemente tardaremos entre siete y diez días en podamos comenzar a interceptar la fuga en el pozo, después de la llegada de Development Driller III al lugar y después de que se haya conectado».
Más de una decena de barcos y la plataforma Development Driller 3, que perfora el pozo de alivio, tuvieron que regresar a puerto, aunque dos buques permanecieron vigilando el derrame.Durante el tiempo que ha durado la evacuación, permaneció colocada en el pozo la cúpula que el pasado 15 de julio permitió a BP contener el derrame por primera vez en casi tres meses.

BP decidió desamarrar los buques de puerto tras el último boletín del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, por sus siglas en inglés) que aseguró que Bonnie se convirtió en un fenómeno «desorganizado y de poca presión» y que las posibilidades de que empeore son prácticamente nulas.
Bonnie dejó inundaciones en Haiti, Puerto Rico y República Dominicana.

El 20 de abril, la explosión de la plataforma petrolera Deepwater Horizon, operada por BP, provocó el vertido de petróleo que se ha convertido en el mayor desastre ecológico de la historia de EE.UU.
Según las estimaciones de la administración estadounidense, entre 35.000 y 60.000 barriles de crudo han estado derramándose al mar diariamente.

Desde entonces BP trata de contener el flujo de petróleo. Los ingenieros de BP están considerando otra opción para sellar el pozo: introducir cemento a través de la cúpula que logró contener el derrame los pasados 8 días. El Según procedimiento podría comenzar a finales de esta semana.